Los retoques de mi suegra Elvira

DSC00171
-Mamá ¿Y esas fotos? –Pregunta Marichu a su madre Elvira.
-Me las hice ayer.
-Pues por un momento llegué a pensar, que las fotos eran de tu hermana pequeña, la tía Elena, la que vive en Guipúzcoa y es 11 años más joven.
-Bueno, el nuevo corte de pelo bog y  la blusa fucsia ayudan mucho, no nos vamos a engañar.
-Pues sí, te veo muy rejuvenecida.
-También es por el “fotosos”, Camilo me arregló un poquito la cara con el ordenador para salir favorecida en la presentación del perfil de Facebook.
-¿Tienes perfil en Facebook?
-Si, y en Twitter y en Instagram… Estoy muy contenta, viviendo mi segunda juventud. Hasta me he comprado otra vez el perfume ese que siempre me regalaba tu padre por mi cumpleaños…  “Ô de Lacón”.
-Ô de Lancôme, mamá.
-¿Y yo que he dicho?
-Lacón, como el de los grelos.
-Ay, que rico, tengo unas ganas de un laconcito con grelos…
-¿Y por qué no lo preparas?
-Hay que hacerlo en una tartera grande para que tenga sustancia y es mucho para mí sola –Responde Elvira pensativa-  Aunque también puedo invitar a Camilo y Piluca.
-¿Quién es Camilo?
-Acabo de hablarte de él. Un hombre que estoy conociendo, que me arregla la cara con el “fotosos”.
-La cara y el cuerpo…
-¿Cómo dices?
-Hablaba sola.
-No empecemos, Marichu que tu eres muy dominanta.
-No he dicho nada.
-Te conozco Marichu que te he llevado nueve meses dentro.
-No sabía que fueras como las brujas esas de la tele que echan las cartas, y lo adivinan todo sin saber nada.
-No tenías que complicarlo tanto para llamarme bruja.
-Mamá, no te estoy llamando bruja.
-Ay… Maruchíña que nos conocemos. Que si yo hablara…
-Mamá yo no sé nunca como abordar un problema contigo.
-¿Abordar? ¿Acaso soy el  barco de la rotonda del Alcampo para que me tengas que vigilar y abordarme como a una pirata?
-Me preocupo por ti, por lo menos déjame pensar que me dedico a algo útil ocupándome de mi madre, ya que no tengo trabajo.
-Y yo agradezco que te ocupes de mí… Porque mira que están mal las cosas Marichu.  No hay trabajo para las personas de 47 como tú y los gobiernos tratando de alargar las jubilaciones hasta los 67 años… –Suspira profundamente- ¡¡Ay, Si alguien que yo me sé levantara la cabeza, y viera como están poniendo a nuestra España…!! Bueno, te dejo que se me hace tarde porque he quedado con Camilo  para echar…
-¡¡Mamá!!
-Vamos a echar un bingo… Por favor ¿Pero en que pensabas? Tienes una mente muy mal pervertida, Marichu.

Texto:  Miguel A. Méndez González.

Autor “El aliento de Cristal”

El-libro-150x150 el aliento de cristal

8 comentarios sobre “Los retoques de mi suegra Elvira

  • el 10 de marzo, 2015 a las 13:50
    Permalink

    Muy bueno este dialogo, tiene mucho sentido del humor, te felicito Miguel

  • el 10 de marzo, 2015 a las 16:30
    Permalink

    Vuelve Elvira con toda su gracia mal humor y una pila de ingenio.

    Como me gusta esa suegra.

    Un saludo, Miguel.

  • el 10 de marzo, 2015 a las 18:03
    Permalink

    FOTO… SOS… jajajjaajjaaaj. O de Lacón…. Esta Elvira, es tremenda, pero peor es Miguel, su creador. Ya espero la próxima.

    Caty.,

  • el 10 de marzo, 2015 a las 18:20
    Permalink

    que suegra mas friki

  • el 10 de marzo, 2015 a las 18:20
    Permalink

    Me parece una suegra muy marchosa.

  • el 10 de marzo, 2015 a las 19:11
    Permalink

    A lo tonto, a lo tonto la suegra sabe sacarle partido a la vida. Habrá que tomar nota.

  • el 10 de marzo, 2015 a las 23:57
    Permalink

    Hola Miguel, acabo de leer “Los retoques de mi suegra Elvira” y estoy de acuerdo con el comentario de Emilio. Enhorabuena una vez más.
    Atentamente
    Guadalupe Aguilera.

  • el 11 de marzo, 2015 a las 11:25
    Permalink

    Está tan bien escrito que parece un personaje real. Enhorabuena a su autor.

    Un saludo.

Comentarios cerrados.