Estrella desde la Residencia

Templo-Votivo-do-Mar-de-PanUna vez mas con vosotros, queridos amigos, para contaros como va transcurriendo mi vida. Esta temporada bastante movida pues vino mi hijo de Madrid con su mujer e hijo mayor, lo del chico fue una sorpresa, pues no me dijeron nada de que venia, tenia muchas ganas de verlo, asi que lleve una gran alegría; el otro no pudo venir pues esta trabajando en Santander, desde que acabo la carrera. Me parece mentira tener unos nietos tan mayores, son unos chicos guapos y muy formales.

Ya podéis suponer el tute que llevé: comer y cenar fuera, lo peor son los kilos que gané (y eso que anduve mucho). Al poco de marchar ellos,  tuve una boda, fue una boda evangelista, resultó muy bonita, pues esta gente hacen unas ceremonias muy emotivas. Ël divorciado, tiene dos hijos gemelos, que fueron los padrinos, ella soltera, es Brasileña. Un momento muy bonito fue la entrada de la novia en la capilla del brazo de los dos chicos que como dije antes, ejercían de padrinos, delante de ellos unas niñas vestidas de blanco iban sembrando de pétalos de rosas la alfombra por donde venia la novia, que por cierto, entró llorando emocionada. Yo que enseguida suelto la lagrima tuve que hacer esfuerzos para no llorar, pues iba un poco maquillada y ya podéis suponer como me pondría. Luego el banquete fue en un restaurante brasileño, (amigos de la novia) con platos típicos de Brasil. Resultó todo muy rico; como no pueden beber alcohol, el vino y el champan eran sin el.

Las fotos las hizo mi nieta diana que también los llevó a Castrelos a sacárselas. La música corrió a cargo de su marido, que es pianista y toca con el novio en una orquesta (de ahí viene la relación). Luego por la noche, para rematarla nos fuimos a la cafetería Luces de Bohemia, donde actúa él los sábados. Canta con una chica (pues el también canta) y están teniendo bastante éxito. Me quedé asombrada ver como baila la gente, incluso señoras solas, pero sobre todo matrimonios. Llegamos a casa a las tres de la madrugada, pues esperamos por mi nieto para venir todos juntos. Así que ya veis la movida que tuve en estos días. Cuando llegué a la Residencia, al fin pude descansar que buena falta me hacia, pues a estos años ya no esta uno para estos trotes,  pero bueno, como suele decirse, ¡que me quiten lo bailado! ¿no os parece?
Bueno queridos, muchas gracias por vuestros comentarios y también por vuestras felicitaciones de cumpleaños.

Un abrazo

Estrella

3 comentarios sobre “Estrella desde la Residencia

  • el 9 de noviembre, 2014 a las 10:20
    Permalink

    Vaya tute pero para todos, no solo para ti. Además de las cuestas de Vigo que siempre suelen ser para arriba (para abajo también hay alguna que otra) y que bien se come en Vigo, donde sea una pasada…
    A seguir y no parar que para eso estamos.
    Besos y abrazos y a disfrutar este finde de Mael..

  • el 9 de noviembre, 2014 a las 19:56
    Permalink

    Hola Estrella, me alegra que te lo hayas pasado tan bien, ahora un poquito de relax porque no estamos acostumbradas a estos trotes, lo digo porque yo también tuve una boda y aunque me lo pasé muy bien llegué a casa muy cansada.
    Recibe un fuerte abrazo
    Atentamente
    Guadalupe Aguilera.

  • el 11 de noviembre, 2014 a las 0:40
    Permalink

    Estupendo Estrella pues, por suerte, “aún estamos para estos trotes” y que sea por mucho tiempo. Te comprendo porque a mí también me pasa, después de un dia divertido y movido, un poquito de relax es gloria pura. Un beso. Alex

Comentarios cerrados.