Pastel de verduras

pastel de verduras reducida

Dicen que las verduras son aburridas. Pero no tiene por qué ser así, y un buen ejemplo es este pastel de verduras.

Un festival de colores y sabores que se mezclan en un plato de fantasía que encantará a los más pequeños por divertido y por sabroso.

El horneado y la mezcla de los huevos y la nata le dan al plato la consistencia necesaria para convertirlo casi en un plato principal. Las verduras, tan variadas como queramos, serán las verdaderas protagonistas.

 

Podemos incorporar cualquier tipo de verdura que se nos ocurra: pimientos, judías, espárragos o cualquier otra que esté de temporada, el límite sólo lo marca nuestra imaginación.

Ingredientes:
1 calabacín
200 gr de guisantes
2 zanahorias
1 puerro
1 cebolla
3 huevos
100 ml de nata líquida
Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
Sal y pimienta negra molida (al gusto)

Para decorar:
Tomates cherry, puerros y aceitunas negras

Elaboración:

  • Limpiamos y troceamos las zanahorias y el calabacín. Las ponemos en una olla con agua y sal y añadimos los guisantes, las dejamos cocer diez minutos.
  • Troceamos la cebolla, eliminando la capa externa, y la ponemos a fuego bajo en una sartén con un chorro de aceite.
  • Limpiamos el puerro, asegurándonos de que eliminamos la tierra que se acumula en la base de cada hoja. Troceamos y añadimos a la sartén donde se pocha la cebolla.
  • En un bol batimos los huevos e incorporamos la nata. Batimos bien y salpimentamos al gusto.
  • Incorporamos en este bol, las verduras: por un lado los guisantes, las zanahorias y el calabacín escurridas y por otro lado las que hemos pochado en la sartén.
  •  Engrasamos un molde con aceite y volcamos con cuidado el contenido del bol.
  •  Introducimos en el horno a 160 grados durante unos 40 minutos o hasta que al introducir un cuchillo en el pastel éste salga limpio.
  • Dejamos enfriar fuera del horno. y al frigorífico unas 4 horas.

Nota:
Mejor es hacerlo el día anterior.

Raquel