Estrella desde la Residencia

otonoEstrella¿Hola amigos lectores?

Voy a empezar por contaros como transcurrió la representación de la tal esperada obra de teatro. Varias veces suspendido su estreno por causas ajenas a nuestra voluntad. Al fin el día 29 pudimos interpretarla. Toda la obra discurre en un ascensor, de ahí el título “Apagón en un ascensor”. Hay que reconocer que el escenario, el ascensor, se hizo con biombos y no fue gran cosa. Éramos cuatro personajes completamente distintos: un ejecutivo, una estudiante minifaldera y coqueta, una señora ama de casa y un pintor de brocha gorda. Este último fue la revelación, pues no trabajara nunca en teatro y precisamente fue el que mejor lo hizo…

Cuando empezamos los ensayos yo creí que no había nada que hacer, pues leía todo de corrido, sin respetar puntos ni comas. Después de ir corrigiéndolo terminó viviendo su papel, con unas expresiones y seguridad que fue una maravilla verlo trabajar. La verdad es que nos quedamos todos asombrados. Estaba muy bien en su papel con su visera, un cubo de pintura en la mano, un rodillo y pinceles, y lo más simpático, un bocata (que era una barra de pan entera). En fin, que muy bien. Su mujer, que vino a verlo, no se lo podía creer. Yo tenía miedo que a alguna gente se le hiciera muy fuerte la escena donde se apagan las luces y se cierra el ascensor, lo que se escucha es un poco subido de tono, pero parece que no hubo ninguna crítica, solamente comentarios agradables.
Ahora tenemos que preparar una obra para Navidad, así que estoy viendo si encuentro algún cuento que pueda adaptar a teatro. Da su trabajo, pero se puede hacer.
Estamos entrando ya en el Otoño, estación que a mí me gusta mucho. Es melancólica y romántica, tiene un encanto especial. Aquí las hojas del cerezo están cayendo, y las de los manzanos también. Pronto quedarán todos desnudos. Manzanas comí bastantes, me las cogía el señor Manuel, y luego por la tarde me comía una o dos después de la merienda, con esa acidez que a mi me encanta, quiera Dios que para el año que viene pueda degustarlas de nuevo.
Bueno queridos, un cariñoso abrazo de esta amiga que os quiere.
Estrella-y-marco

Estrella

4 comentarios sobre “Estrella desde la Residencia

  • el 14 de septiembre, 2014 a las 9:43
    Permalink

    Me alegra de que os saliera tan bien y, como dices, a por otra que mejor no parar…que tengas un buen finde…un fuerte abrazo.

  • el 14 de septiembre, 2014 a las 22:08
    Permalink

    Hola Estrella ,todo esfuerzo tiene su recompensa por ese motivo la obra salió bien y gustó. Me alegra que hayas podido comer esas manzanas que tanto te gustan y es que este año al parecer los arboles dieron muchas.
    Me despido de ti con un fuerte abrazo” sigue escribiendo”
    Atentamente
    Guadalupe Aguilera.

  • el 16 de septiembre, 2014 a las 0:35
    Permalink

    Hola Estrella. Me alegra mucho que al final se pudiese estrenar la obra. Ya se sabe, con empeño todo se logra.
    ¡Ah! y no te preocupes que tú tienes cuerda para rato y seguro que el próximo año podrás comer las manzanas que tanto te gustan.
    Gloria.

  • el 20 de septiembre, 2014 a las 12:53
    Permalink

    Felicitaciones Estrella. Es realmente terapéutico lo que haces contigo misma y los demás. Salud mental y física es tener ilusiones, hacer teatro y empezar proyectos. Un beso. Alex

Comentarios cerrados.