“Lo vi todo rojo…”

Atentado SarajevoCuántas veces hemos dicho esta frase cuando hicimos algo de lo que después nos arrepentimos. Tengo que confesar que yo, que aparentemente soy una persona tranquila, soy de aquellas personas que aguanta… aguanta y cuando explota asombra a los que creían que mi paciencia o cobardía era infinita. Sí, yo tengo muy, pero que muy mal pronto. Bueno, a decir verdad algo bueno me ha traído la edad, con los años aprendí a contenerme, no callar tanto, decir las cosas lo más fríamente posible desde el principio y así evitar el “pronto” del que después me tocaría arrepentirme por las consecuencias que conlleva.
Y esto viene a propósito porque estamos viendo las consecuencias de dos actuaciones que se podrían atribuir a “un mal pronto”, que provocaron dos guerras:
La primera fue el atentado de Sarajevo por parte de Gavrilo Princip, un miembro de la organización Joven Bosnia, que se conmemoró el 28 de junio pasado y que fue el estallido de la primera guerra mundial, la Gran Guerra se dice porque provocó más de 9 millones de muertos entre los que lucharon y la ruina de los países europeos que participaron en ella, por no decir la muerte de civiles y las pérdidas materiales que dejaron en la miseria a muchas familias.

protesta.La segunda está, desgraciadamente, de rabiosa actualidad. El asesinato de tres chicos israelíes por parte de… no se sabe quién. Desde el principio se culpó al grupo armado Hamás, pero ha salido una versión diferente que desmiente la participación directa de esa organización. Según dice el periodista de guerra Ramón Lobo, en la entrevista que le hizo La Sexta Noche el 26 de julio pasado, ese mismo día se supo que no fue directamente Hamás quién había secuestrado a los tres infortunados adolescentes israelíes. Si no una célula terrorista que no tiene nada que ver con esta organización.

Pero no quiero hablar de esas guerras. Si me he referido a estos hechos ha sido con la intención de reflexionar sobre las consecuencias que puede acarrear un “mal pronto” o dejarse llevar por la ira, porque de alguna manera ambas actuaciones fueron consecuencia de la rabia contenida por situaciones que no dejaban a un pueblo vivir tranquilamente sin ser sometido a la voluntad de otro.
No voy a entrar en las fuerzas que pudieron manejar ambas conductas porque ya sabemos que hay quienes quieren la guerra, bien sea por un idealismo mal entendido o porque realmente piensan que van a poder enriquecerse con ella. Porque no lo olvidemos, en las guerras hay quienes se arruinan y quienes se hacen ricos, eso depende de la “suerte”, (léase comportamiento) de cada uno.

Pero también hay que contar con el cansancio de los que soportan una guerra y esto lo estamos viendo en el conflicto de Gaza, en Nueva York y otras ciudades hay manifestaciones en contra de ello. Según youtube, Judíos ortodoxos se manifiestan en contra de esta guerra, es interesante ver este vídeo cuyo enlace es: http://youtu.be/-QxeehYn3tc,  en el mismo se puede ver una entrevista a un integrante de esta comunidad, en la que explica sus razones para estar en contra de la actuación de Israel.

Solo nos queda esperar que este cansancio se vaya extendiendo a gran parte de la población Palestina e Israelí y al final podamos ver paz en esa parte de Oriente Medio y no sigamos siendo testigos de las consecuencias de un “mal pronto” que a nada bueno conduce.

Gloria

 

2 comentarios sobre ““Lo vi todo rojo…”

  • el 20 de agosto, 2014 a las 0:04
    Permalink

    Hola Gloria, siempre me gustaron tus artículos y te admiro.
    ” Lo vi todo rojo” en mi opinión está tan bien redactado que creo que ni el mejor profesional lo podría superar.
    Sigue así.
    Atentamente
    Guadalupe Aguilera.

  • el 20 de agosto, 2014 a las 12:49
    Permalink

    Estupendo, como siempre, tu artículo querida Gloria. A veces vemos todo rojo y cuesta contenerse, pero es bueno esperar para buscar soluciones. Y, sobre todo, como en el caso de Israel y Palestina, son dos pueblos “condenados” a entenderse y convivir. Si uno es exterminado, el otro también lo será. Un beso . Alex

Comentarios cerrados.