Día Mundial del Refugiado

Día Mundial del Refugiado

El día 29 de junio se conmemoró el “Día mundial del refugiado”. Como no tenía muy claro para qué se instituía este día y otros muchos que a lo largo del año se celebran, bajo el nombre de “Día mundial de…” pues claro, me fui a la Wikipedia y ésta es la explicación que hallé sobre el “Día mundial de…”


Las celebraciones de la ONU tienen como objetivo contribuir, en todo el mundo, al cumplimiento de los objetivos de la Carta de las Naciones Unidas y sensibilizar al público acerca de temas políticos, sociales, culturales, humanitarios, o relacionados con los derechos del hombre. Son ocasiones para promover acciones nacionales e internacionales y despertar el interés sobre los programas y actividades de las Naciones Unidas.

Día Mundial Refugiados2Estas celebraciones de la ONU han sido en su mayoría decididas por la Asamblea General. Otras han sido creadas por instituciones especializadas del sistema para atraer la atención del público sobre temas específicos.
Supongo que como yo, todos os imaginabais que esto tenía por objeto recordarnos aquellas situaciones dolorosas o peligrosas que creadas por el hombre o no, necesitamos tenerlas presentes en nuestro pensamiento con el fin de hacer algo para remediarlas, porque aunque no siempre está en nuestras manos solucionarlas, algo podemos hacer. No me refiero con esto a que tengamos que tener un sentimiento de culpa por la serie de asuntos que no funcionan o funcionan mal en nuestro mundo, pero sí que en el caso de poder hacer algún pequeño gesto que pueda paliar esos problemas, no dejar de hacerlo.
En fin, lo de los refugiados no es algo que esté en nuestras manos solucionar, ya que el problema lo crean las guerras, (las hacen los gobiernos) y el hambre, (la provocan los gobiernos y las multinacionales), pero lo que quiero comentar, es lo que me impactó la noticia de que entre los más de cincuenta millones de refugiados en el mundo, (que por primera vez superan los excluidos durante la Segunda Guerra mundial), hay niños que cruzan solos las fronteras de Estados Unidos, buscando una oportunidad en el “vecino rico del norte” ante la desesperación de no tenerla en su propia tierra. En España ya sabemos de desesperados que cruzan el estrecho para buscar su oportunidad y también de los menores que vienen solos, pero el número que cruzan las fronteras de USA, es muy superior. En una entrevista que el diario “El País” publicó el pasado día 20 a Joe Biden, número dos del presidente Obama, éste explica las medidas que ante la avalancha de menores ha tomado su país. Los Estados Unidos se pusieron en contacto con los gobiernos de México y Centroamérica para “eduquen a potenciales inmigrantes sobre los peligros de intentar un viaje tan peligroso, mientras que se les informa de que no se beneficiarán de la Acción Diferida, (DACA), ni de la posible reforma migratoria.” Al mismo tiempo dice que “están trabajando a través de canales internacionales para asegurar que otras voces verosímiles hagan lo mismo”.

Como habrá entendido cualquiera, la principal preocupación de ese gobierno y de otros que tengan el mismo problema, es que no continúe esta emigración infantil de desheredados hacia su territorio.
En el mismo periódico otro artículo dice que la viceministra para los salvadoreños en el exterior, visitó varios establecimientos de Texas y Arizona donde se albergan a los niños, manifestando que “hay un esfuerzo por atenderlos, pero donde están en una condición deprimente y de total falta de espacio, higiene y alimentos es el Centro de McAllen de la Patrulla Fronteriza”.
Pero lo que me impactó realmente fue una noticia que leí en el mismo diario el pasado lunes: Un chaval de 14 años, Franzuá, llegó a México desde Guatemala con la ilusión de llegar a EEUU, actualmente espera en un refugio dirigido por el Padre Pantoja junto con otros chicos y chicas que sueñan con entrar en el vecino rico del norte sin saber que allí ya no son bienvenidos.
Por lo que veo, ni los países que reciben a estos refugiados, ni los países de los que escapan están dispuestos a hallar una solución adecuada. Unos, porque su único problema es sacárselos de encima, los otros, porque sin hacer nada por evitarlo, (no me atrevo a insinuar que programen esto para deshacerse de ellos), lo único que hacen es criticar hipócritamente el comportamiento de los países que los reciben.
Reconozco que es un gran problema y que hay que hallar una solución al mismo, pero lo mejor sería evitar los motivos de esta inmigración masiva en los países de origen. Me temo que celebrar un día al año para concienciarnos a los ciudadanos de a pie de esto, poco puede solucionar, ya que los vivimos en los países “receptores” también sufrimos los problemas que causan los recortes, la carestía de la vida, la falta de trabajo y en muchos países la disminución de las ayudas sociales que tan necesarias son para los muchos ciudadanos. No obstante dentro de nuestras limitaciones debemos colaborar con organismos que ayuden a paliar este y otros problemas. Sí ya sé que son muy pesadas las ONGs que constantemente nos acosan y que a veces lo hacen de una manera que nos crean un sentimiento de culpa. “Con lo que gasta Vd. en un café… en el cine… en un libro…” Ya sabemos que no es manera, pero a pesar de todo, por desgracia las ONGs son los únicos que realmente se preocupan de estos problemas ya que los que realmente podrían solucionarlos o no provocarlos, ni se molestan.
Gloria

5 comentarios sobre “Día Mundial del Refugiado

  • el 4 de julio, 2014 a las 11:21
    Permalink

    Hola Gloria, tengo una amiga que colabora en una ONG. Cuando llega a Vigo se tiene que cortar el pelo a rape por la cantidad de parásitos que trae y curarse de alguna enfermedad contraída. Y le cuesta dormir por la noche después de ver tanto horror.Pero nada se puede hacer mientras el mundo esté controlado por la “Cúpula o mano invisible” como ella lo llama. Son un grupo de personas muy influyentes que en la sombra se reúnen todos los años para decidir el futuro del mundo. Es en esta reunión donde mueven las fichas y donde deciden en que país hay que provocar una guerra, una crisis. Sí comercializan o no un medicamento, y hasta cuando debe abdicar un rey. De este modo van creando las condiciones que a ellos más les convienen para manipularnos y tenernos sometidos.Por ese motivo la mayoría de las ayudas nunca llegan a la aldea, ni a la investigación. En fin, yo también estoy muy decepcionada. Creo que para eliminar el hambre, primero habrá que exterminar la corrupción.
    Enhorabuena por el articulo y ojalá consigamos un mundo mejor.
    Atentamente
    Guadalupe Aguilera.

  • el 4 de julio, 2014 a las 11:36
    Permalink

    Guadalupe se está refiriendo al misterioso y poderoso Club Bilderberg, que se reúne anualmente para tomar decisiones claves en el mundo. Nunca informan de lo que se habla allí . Yo les aconsejo que busquen y lean el libro que ha escrito, sobre este club, la periodista Cristina Martín Jiménez,, que lleva 10 años investigando los entresijos de la institución. Yo me quedo con una frase muy sabia que circula por la red.: “Es inútil poner vallas y fronteras al hambre”. Muy bien Gloria. Gracias por estos artículos que revitalizan la revista.

  • el 4 de julio, 2014 a las 20:42
    Permalink

    En primer lugar, quiero felicitar a Gloria por su primer artículo como miembro de la redacción de esta Revista, pues hasta ahora era una buena colaboradora y por todo el buen trabajo que estaba realizando la hemos convencido para unirse al grupo de redactores que día a día sacamos adelante esta modesta Revista Digital.
    Por otro lado, decir que estoy de acuerdo con todo lo que nos cuentas en tú artículo, con una problemática muy complicada para su posible resolución (sin entrar en el famoso Club que nos menciona la compañera Alejandra).

  • el 5 de julio, 2014 a las 0:04
    Permalink

    Te felicito Gloria por el tema elegido y por la claridad con que lo expones.
    Es un tema doloroso y tan complejo que no es fácil poder erradicarlo.
    Pero es un avance el que todos nos vayamos concienciando en aportar nuestro granito para que las ONGES mitiguen tanto desastre.
    Gracias por tu sensibilidad y ojalá sirva de contagio.

  • el 18 de julio, 2014 a las 18:21
    Permalink

    Querida Gloria: como siempre nos ofreces un articulo muy interesante, lleno de grandes verdades, que hacen aflorar nuestra sensibilidad y nuestro deseo de aportar lo que buenamente podamos, para tratar de cambiar este mundo tan injusto.
    Gracias por documentarte y compartirlo.

Comentarios cerrados.