¡¡¡El cigarrillo electrónico!!!

IMG_0002

De jóvenes empiezas a fumar porque parece que te encuentras más hombre y también presumes de ello, hoy ya no solo son los jóvenes sino las jovencitas que a una edad muy temprana empiezan a fumar. Es muy fácil empezar pero cuando quieres dejarlo es cuando se te pone cuesta arriba.

Había alternativas, como un cigarrillo plástico con diferentes sabores, parches, inhaladores…
Ahora nos ha venido el cigarrillo electrónico, con muchísima propaganda y muchísimas opiniones, pero lo que prima hoy en el mercado, es dinero, dinero… Es cono los narcos, venden la droga pero es raro que la consuman.  Dicho cigarrillo  imita un poco al verdadero, en su interior lleva una batería  para activarla. Pulsas un botón y ya calienta el liquido que has introducido y empiezas a “vapear” , que es como se llama cuando aspiras y hace que salga vapor.
cigarrillosEl sistema para dejar de fumar consiste en que empiezas con un liquido que lleva 29 miligramos por mililitro de nicotina que es lo máximo permitido, posteriormente según te vas adaptando vas bajando el nivel de nicotina hasta 5 miligramos. Si has superado esto ya empiezas con sabores, gama tabaco, fruta o dulce. El precio de la boquilla oscila entre 35 y 50 € y los líquidos  30€, lo normal es que utilices 2 frascos al mes. El precio es muy inferior al precio del tabaco, por lo que posiblemente sean muchos  a probar este cigarrillo. Este tratamiento se calcula dura unos 6 meses y ya casi te garantizan  que eres ex-fumador, cosa que no se lo creen ni ellos.
Aunque en España este cigarrillo se empezó a conocer  hace apenas 4 días, en Estados Unidos ya en el año 2009 empezaron a investigar sus efectos, tanto positivos y negativos y han alertado de sustancias cancerígenas como Nitrosaminas y toxicas como el Dietilenglicol que es un anticongelante, además de la nicotina. También según la Sociedad Española de Neumonía y Cirugía torácica, (SEPAR), lo desaconsejan y además dicen que en los envases no aparecen todos sus componentes.
Según la organización Mundial de la Salud, (OMS) advierte que no está probada su eficacia ni los efectos secundarios que pueda producir, por lo que no lo recomienda.
La Comunidad Europea no se postula, cosa que yo encuentro incomprensible que no se haga un minucioso estudio, y lo deja a criterio de cada país. Por parte de las Comunidades como Cataluña, Andalucía y Valenciana, han aplicado las mismas normas que al tabaco. Mientras que el  Ministerio de Sanidad, va a proponer en el Parlamento aplicar las mismas restricciones que al tabaco, pues hasta ahora hay un vacío legal que ni siquiera impide su consumo a los menores.
Ahora los vendedores quieren que solo se prohíba en los colegios y hospitales, mientras que las farmacias dicen que si se considera un medicamento, solo lo pueden vender ellos.
Lo que nunca entenderé como se pone a la venta no solo este cigarrillo sin antes haber hecho un profundo estudio por si tiene consecuencias graves para la salud, al igual que pasa con todo, alimentos, bebidas, juguetes, etc., que siempre se hace una inspección cuando ya están a la venta en la tienda y que  pueden llegar a causar la muerte de un niño y así pasa con todo lo que consumimos.
Esto sucede en todos los países y digo yo, no sería mejor antes de poner cualquier producto a la venta, obligar al fabricante a pasar unos controles exhaustivos que nos garanticen que todo lo que consumimos no nos afecte a la salud.

Texto y fotos : Félix Antón.