El IVA, los mayores y el Internet

Sede_Electronica_Hacienda

El Gobierno ha sacado una nueva normativa que obliga a hacer las declaraciones del IVA por internet. Como es sabido el IVA se paga trimestralmente, y al año hay que hacer un Resumen Anual que reúna todo lo abonado.

Por otra parte, también es sabido que el IVA se abona por muchos conceptos, diría que casi por todo. Los autónomos, sean de lo que sean, lo deben de abonar, desde el fontanero al peluquero, periodista freelance (autónomo, por cuenta propia o independiente), hasta ingenieros, médicos, informáticos, comunicadores sociales, etc. etc., siempre que trabajen por libre . Hay otro sector que también paga IVA que son los propietarios de locales que los tienen alquilados para comercio, o cualquier actividad, que también aquí son muy diferentes, desde el señor que tiene cuatro bajos por los que percibe cuatro mil euros mensuales, hasta la señora que regentaba una “tiendecilla” de barrio y le llegó el momento de jubilarse, pero como la pensión es mínima alquiló la tienda para conseguir un complemento dinerario.
La nueva normativa exige unos conocimientos medios sobre informática o pagar a un gestor para que le hagan la declaración trimestral y la anual. Sin duda, los que obtienen de rendimiento dos mil o más al mes pueden pagar a una gestoría, pero los que solo reciben 300 o 400 euros, entre dimes y diretes, se quedan en nada.
Hay todavía otro considerando a tener en cuenta, los jóvenes acostumbrados a los móviles, las consolas, los ipad, smarphone, iphone, etc.; si no saben , aprenden enseguida. De facto, hay familias en las que tres o cuatro miembros son autónomos y se ríen de lo que sufrimos otros para manejar los programas del IVA. En el caso de los mayores hay situaciones trágicas y dolorosas.
A esos mayores que ni saben ni van a aprender hay que ayudarles. Lo primero que pedimos es que se personalice el tema, que cada contribuyente “se presente” en Hacienda y exponga su problema, si no hay forma de que pueda hacerlo y si lo que obtiene de rendimientos es inferior a, por ejemplo 1200 euros/mes, que le ayuden en las oficinas de recaudación para que siga presentándolo en papel impreso. Total, solo es cuestión de tiempo, los mayores de hoy, en veinte años no daremos problemas.
A los de edad intermedia y que están utilizando el internet para otros asuntos, se les puede ayudar y, más tarde que pronto, y sudando algo, llegarán a dominar el programa. Hay que dejar constancia de que en las oficinas los chicos ayudan lo que pueden, tienen paciencia, pero no es fácil.

A esos mayores que ni saben ni van a aprender hay que ayudarles. Lo primero que pedimos es que se personalice el tema


Algunos contribuyentes, después de copiar letra por letra lo que le decían:

 “Aplicación AEATA pplet. Haga clic en “no bloquear”. Sobre el icono pisar Dcha. del ratón, elegir “Ejecutar como administrador”. Cerrar todas las páginas del navegador. Desinstalar todas las versiones de Java (inicio-panel control- Java-desinstalar) …”

Y así hasta tres folios, el declarante y dos familiares llegaron a casa con la cabeza cargada como si llevasen calabazas, se pusieron a ello, y a folio y medio, se quedó varado el ordenador. Total, unos decían una cosa, los otros la contraria, terminaron la mitad con tila, la otra mitad con aspirinas, y la tercera persona agarró el ordenador y se fue con él a Hacienda. Una vez resuelto el primer inconveniente algo pasó como “las pluggins de Java”, y cuando ya se conectó con la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria e iban a mandarle la firma electrónica, no podía reiniciar el equipo en 34 horas, porque si lo hacía perdía todos los datos. Trató al ordenador como a una abuela moribunda.

iva-mayores1El primer gran paso estaba dado, ya había firma electrónica para funcionar, ahora el segundo era cubrir el Resumen Anual bajando un programa desde la ATE. Había el 99% de probabilidades de que se atascara también en este punto, así que la funcionaria le dio dos números de teléfonos para que llamase desde su domicilio y que no se le ocurriese volver con el ordenador, también le aconsejó que estuviese solo. Los teléfonos anótenlos porque les van a ayudar, uno es el 901 335 533, siempre está comunicando, puede tener que esperar hasta diez minutos o volver a llamar y a llamar. El otro es el 901 200 347, es mucho mejor, le dan la opción de permitir que le devuelvan la llamada, si acepta, se lo recomiendo, en menos de veinte minutos le llaman y le van guiando hasta llegar al final. A veces hay que volver a empezar dos o tres veces , pero si llega al final y la Agencia Tributaria le avisa de que ha concluido con éxito y le permite guardar el trabajo en formato pdf, le aseguro que usted siente como si hubiera encontrado trabajo estable, triunfar en unas oposiciones, o superar un parto de quintillizos.
Espero haberles ayudado algo, me decían dos señoras hace unos días “escribe, escribe para que dejen todo como estaba antes”. Eso es imposible, no podemos parar al tren en marcha, la informática nos persigue día a día, aunque no nos demos cuenta; y está pisándonos los talones la robótica. Unos avances serán para bien, otros nos complicarán mucho la vida, pero hay que avanzar con los tiempos o convertirse en ermitaños. Aprender es un trabajo, pero conseguir ampliar los conocimientos es muy gratificante y le da un mayor ámbito de libertad, de libertad y comprensión para ayudar a los demás, como esos chicos que ante una máquina expendedora de billetes o de facturación automática en los aeropuertos, se ofrecen a ayudarnos con delicadeza.
Termino pidiendo que Hacienda atienda a los más desfavorecidos (la ignorancia es una dura pobreza) y que les permita hacer la declaración en papel como antes, hasta su final.

Rosa Cal

Un comentario sobre “El IVA, los mayores y el Internet

  • el 27 de enero, 2014 a las 15:55
    Permalink

    Gracias Rosa. Muy bueno e interesante tu artículo para la gente mayor que pueda tener este problema en el Centro.
    Gloria.

Comentarios cerrados.