De balnearios y spas con la Diputación de Pontevedra.

IMG_20131128_162611

Mi llegada a la década de los `50 me ha traído  “nuevas experiencias” y remodelaciones óseas. Dolores desconocidos, espalda  desvencijada, cansancio, y etc. Lo que mis compañeros dirían “una mujer crujiente”, pero feliz de seguir por aquí. “Jodida pero contenta”, que también comentaba una de mis cantantes favoritas: Buika.

Esta vez escogimos el spa  “Oca Galatea” en Portonovo.

Así 1385633311117pues, me decidí y me fui de balneario  en uno de los viajes que organiza cada año la Diputación de Pontevedra. Tuve de compañera a Gloria, otra de las chicas de la Revista, y decidimos escribir este reportaje para informarles de cómo resultó todo. Ya de antemano les animo a ir porque son buenos viajes, relajados, gratificantes y con unas excursiones divertidas y buenos hoteles y balnearios. Tuvimos incluso la suerte de formar un grupo de gente, que conocimos allí, que aún nos hizo más agradable la estancia.

Itinerario del viaje.

Salimos de Vigo el dia 24 de Noviembre y regresamos el 29. El recorrido se hizo un poco largo porque el bus va recogiendo gente de otros Concellos. Fuimos con la agencia de viajes del Corte Inglés.

Nosotros escogimos el hotel spa “Galatea” de Portonovo, que tenia un buen precio (en torno a los 200 € toda la semana con todo incluido).

Excursiones.: Todo un acierto.

Será mi compañera Gloria quien narre sus impresiones de estas escapadas que iban incluidas en el viaje. Pero yo quiero remarcar el notable acierto de los organizadores al incluir estas pequeñas salidas por la zona, con guías muy agradables.

AYTO DEL GROBE

Sirven para que no te aburras demasiado, para que conozcas el entorno donde estás y, sobre todo, goces de los paisajes y lugares más bellos de Galicia. Por eso consideramos que es muy acertada la iniciativa. Nosotros al escoger  Portonovo-Sanxenxo gozamos de playas maravillosas y casi vacías, montes con miradores donde vimos las Rias y el istmo de A Lanzada que muestra la península de O Grove. También los mercados de abastos con esos espléndidos mariscos. Por cierto, la centolla de la ria, grande y bonita como es ella, estaba entre 19 a 22 € en el mercado de Portonovo.

También vimos en Sanxenso, durante uno de los idílicos paseos junto al mar, una escultura bien curiosa que podría ser una buena candidata para “compañera gemela de nuestro Sireno de Vigo. Es una escultura extraña –conocida en Sanxenxo como “La Madama de Silgar” de Alfonso Vilar Lamelas-1995, que luce una especie de “cuernos en la cabeza. Hay quien dice que es un ser mitológico y que dichos cuernos son la V del apellido del escultor. En fin, una buena pareja para el Sireno comentamos Gloria y yo. Le hicimos fotos pero aún no fuimos capaces de sacarlas del móvil.

DETALLE-CLAUSTRO-DE-ARMENTEIRA

Y al dia siguiente fuimos hasta el Monasterio de Armenteira, que ha quedado bien limpio tras los trabajos que están realizando . También hicimos la “Ruta del Agua”, que sale desde el fabuloso Monasterio, con un paisaje fantástico y 5 km de ruta a pie, entre árboles, rocas y agua.

IMG_20131128_170817

No me olvido de La Toja, donde nos contaron leyendas de burros y jabones. Yo recomiendo la visita a la tienda-fábrica donde, con paneles, nos explican la historia de la Isla así como la elaboración del jabón. No perderse los carteles publicitarios que se exponen porque son preciosos.

IMG_20131127_103106

Buen hotel y óptima relación calidad/precio : “Oca-spa Galatea”.

En general, salvo algunos pequeños detalles, el hotel, servicios y personal empleado, nos atendieron más que bien. Destaco el servicio de limpieza porque fue algo estupendo. Todo estaba muy limpio y no faltaban esos pequeños detalles que te hacen cómoda la estancia: secador de mano, toallas limpias a diario, buena limpieza de la habitación, etc. Y otro tanto en recepción , comedor o servicio de spa.

Destacar como muy positivo y recomendable el hecho de que en el comedor nos servían en la mesa, sin viajes al   buffet que te tienen deambulando de aquí para allá toda la comida. Hecho que sucede en muchos hoteles.

También muy bien las comidas, en general, con sorpresas más que agradables como la crema de espinacas (que no logramos que la cocinera soltara el secreto de la receta) , las xoubiñas carne guisada, y muchos etcs.

Camareras y camareros profesionales, mayoritariamente,  que hicieron que nuestras sobremesas se alargasen en amplias charlas con el grupo de amigos que hicimos allí.

Otro aspecto muy recomendable de este hotel es que, a pesar de estar a un par de km del centro de Sanxenxo y Portonovo, teniamos unas espléndidas playas al lado. No se pierdan un paseo por la “”Playa de Paxariñas o la de “Moltalvo”, justo a la salida del hotel y cruzando la carretera. Son dos lugares dignos de un pequeño paraíso con buena playa, un mar transparente y un cuidado paseo para hacer senderismo. También hay un camping al lado.

UNA DE LAS PLAYAS VER DESDE EL HOTEL

El servicio de spa y masajes.

Si hubo algo no tan perfecto tal vez sea el spa porque no es demasiado grande y tiene algunas baldositas caidas, además de una sauna pequeña. Pero el agua estaba limpia y el entorno bien cuidado: hamacas, decoración, etc. Faltaba el cubo con hielo para cuando sales de la sauna o el hanmant. Y el resto muy bien, sobre todo la atención del personal y servicios. Nos dejaron los albornoces, chanclas, y gorrito. Decidimos darnos un masaje de espalda con piedras calientes y resultó más que bien. Las chicas que nos dieron el masaje eran buenísimas y nuestras espaldas quedaron perfectamente relajadas y sin dolor.

IMG_20131128_105342

Nos informaron que las aguas del spa estaban tratadas con sales y cloro, lógicamente puesto que no es un balneario con aguas ya medicinales. Pero no nos importó porque el nivel de relajación y bienestar sí lo tienes.

El grupo de gente que conocimos fue muy gratificante  y enriquecedor.

El balance de un viaje yo lo mido por los amigos que hago. Porque es lo más difícil y lo más gratificante. En nuestro grupo, unas 16 personas que fuimos a Portonovo-Sanxenxo y nos hospedamos en el “Galatea”, logramos esta meta maravillosa de todo buen viaje. En el bus también fuimos con otro grupo que se quedó en el balneario de La Toja y sólo coincidíamos en las excursiones. Pero en el grupo del “Galatea” nos lo pasamos pipa. Aprendimos recetas de cocina originalísimas que nos facilitaba la dinámica Tere y que compartiré con Raquel y con ustedes, así como el buen humor del resto. Gente encantadora que nos aportó el tesoro de la palabra y muchas charlas divertidas en la sobremesa, incluidos los debates distendidos. Y esto no cabe duda que se consigue cuando todos nos escuchamos e intentamos adaptarnos al grupo y a la gente que lo compone. Digo esto porque habrá gente que piense, “pues yo tuve mala suerte porque no encuentro eso en algunos viajes”. Yo les invito a charlar consigo mismo para que tengamos claro que somos nosotros los que tenemos que elegir con quiénes nos relacionamos y, a veces durante un tiempo breve,  también adaptarnos a la gente con la que tenemos que convivir en un viaje.

Escuchar y hablar en positivo para que todos estemos a gusto ese tiempo. Les aseguro que encontrarán el tesoro de las buenas amistades y relaciones. El viaje no es sólo para ver cosas sino para aprender mucho, sobre todo a comunicarnos.

El regreso: el adiós con un original “Credo del marinero Manuel”.

Manuel Pino, un marinero como esos que tanto le gustan al escritor Pérez Reverte, nos recitaba el “credo de los marineros”, que cantaban cuando iban en el barco. Credo bien pagano que había compuesto alguno de ellos. Como verdaderamente es más que gracioso, cierro esta crónica con dicho “Credo” para que hagamos ese homenaje a esta ruta del buen vino  y buenos amigos:

Creo no alcohol de 36º, responsable de formidables melopeas; nacido da purísima cana. Padeceu baixo a presión dos molinos e foi sepultado na caldera. Resucitou na garrafa desde onde ascendeu, glorioso e triunfante, á caixa dos pirolitos? (o cerebro). E desde alli ha de vir para alegrar a unha pandilla sen fin. 
Dará vista aos grandes, os pequenos ricos e pobres, doctos e burros, santos e diaños. Polo tanto, creo na Santa Vendimia anual, na reunión das pipas vacias e no bebedor eterno. Amén”

Leis  penais para os abstemios.

“Beber 1 vaso de viño en dous meses : cáenche 6 meses de prisión correccional.
Romper unha garrafa chea: cáenche 6 anos de traballos forzados.
Beber e non pagar, ser gorrero e abusón: cáeche prisión perpétua.
Xurar non beber máis, entón si que che cae a PENA DE MORTE”.

Autor- Manuel Pino. Un marinero de Baiona que, aún con las rodillas muy fastidiadas, se hizo “la ruta del agua”, casi 5 kilómetros, con buen humor y compañerismo. Un abrazo.

Y a partir de aquí continua mi compañera Gloria que les cuenta sus opiniones de esas pequeñas excursiones que hicimos, además de remojarnos bien en el spa.

 

 Algunos datos sobre las excursiones del programa que resultaron muy divertidas.

Durante los días que pasamos en el “Hotel Galatea”, el programa incluía unas excursiones para conocer los alrededores de la zona. Es una estupenda oportunidad para que los que nos acogemos a dicho programa podamos conocer los pueblos y patrimonio de Galicia, en especial para los que no tenemos coche y no conocíamos estos sitios o, tal vez, hace tiempo que los visitamos y siempre es bueno volver ya que con las restauraciones que se están llevando a cabo en el patrimonio de nuestra tierra, podemos apreciar las mejoras.  Cada día tuvimos una excursión diferente. El primer día nos fuimos por la mañana al Grove y Sanxenxo.

1385558856151

El Grove es una villa marinera con una importante industria mejlllonera solamente superada por China. En la actualidad, aparte de la pesca, el turismo ocupa un puesto muy importante en la economía de la zona. Los habitantes del Grove reciben el nombre de “mecos” porque, según se cuenta, en tiempos pasados estaba el pueblo sometido a la tiranía de un señor feudal (del que no se sabe el nombre), quien tenía entre sus derechos “el derecho de pernada”. Esto finalizó cuando cierto día el señor, a quien el pueblo apodaba el “meco” apareció muerto. Al indagar quién o quienes lo habían matado, todos los habitantes del Grove se declararon culpables impidiendo de esta forma que se pudiese hallar un responsable. Algo similar a lo que sucedió en Fuenteovejuna.

El Grove Sanxenxo se hallan separados por una arboleda llamada Punta Vicaño, en forma de flecha, que une ambas villas por un sendero de madera por el que se puede pasear admirando el paisaje de ambos puertos. (Foto de internet-http://x.cdrst.com/foto/hotel-sf/479e/mediana/hotel-marycielo-punta-vicano-general-9d62.jpg)

-punta-vicano-general-9d62

En Sanxenxo, en la playa del Silgar sobre una roca que está dentro del mar, no muy lejos de la orilla, hay una escultura a la que llaman la “Madama” que dicen que representa a la amante del escultor. También destaca el monumento al aviador que nacido en la villa, logró planear sobre el pueblo y que se halla cerca de la pequeña Iglesia dedicada a San Gines, patrón de la villa junto con Santa Rosalía.

En la segunda excursión visitamos la Toja. Isla privilegiada por sus barros termales que cuentan que fueron descubiertos porque un cura que tenía un burro muy viejo, y ya con achaques, viéndose incapaz de sacrificarlo lo abandonó en la isla. Al cabo de un tiempo volvió para darle sepultura, pero para su sorpresa encontró al animal revolcándose en los barros de la playa y totalmente curado de las heridas que tenía en la piel. Fue así que en el siglo XVII se descubrieron los lodos curativos de la Toja y nació allí el primer balneario de Galicia y posteriormente la fábrica de jabones y otros artículos de baño . Pero actualmentey ya no se fabrican en la isla, porque al adquirir la fábrica una multinacional, se trasladó la industria a Polonia. Por lo cual aquel aroma del jabón negro de la Toja o el rosa de sales con aquel olorcillo que, por lo menos a mí, me recuerda la mi niñez, cuando nos duchábamos en aquellos tiempos en que aún no usábamos gel de baño, con la pastilla de jabón.

IMG_20131127_103309

Hoy la isla ha sufrido el acoso del ladrillo y el paisaje que recuerdo ha cambiado del verde de los árboles que la poblaban y el parque en el que convivían patos con cisnes ,y que hoy está escondido por unas casas de veraneo, que mucho me temo que incumplan la Ley de Costas. Lo que sí pervive, es la pequeña ermita cubierta de conchas de vieira en la que se venera a la Virgen del Carmen y a San Caralampio patrones del lugar.

A continuación dejamos la Toja para ir al monte Siradella desde donde se puede ver el istmo que forma la Lanzada.  Un espectáculo que nos dejó maravillados a todos los que no lo conocíamos, ya que contemplar desde lo alto este accidente geográfico es realmente espectacular. Mi compañera Alejandra sacaba fotos con la tablet porque no quería perder la ocasión de fotografiar un paisaje tan hermoso.

1385553099993

El tercer día nos acercamos a Cambados para ver sus pazos y pasear por las típicas calles de esta villa y visitar las ruinas de la Iglesia Gótica , donde actualmente está el cementerio. Más tarde, visitamos el museo del vino que se ubica en la que había sido la casa del párroco de la antigua iglesia. Finalmente nos dirigimos a una bodega familiar, en la que se nos explicó como se elaboraban los vinos y cómo se logra formar parte de la denominación de origen Rías Baixas.

La última excursión fue el Monasterio de Armenteira que actualmente está siendo restaurado y lucía en todo su esplendor, en especial su maravillosa portada. Al terminar continuamos por el camino de los molinos que, aunque tiene un tramo algo duro, es digno de ver y fotografiar sus saltos de agua y los recodos que forma el rio Armenteira a su paso por el bosque. Al final visitamos la aldea hecha por la escuela de picapedreros de Galicia.

IMG_20131128_170236

En fin, fue una agradable estancia en la que todo nos salió bien. Una hostelería cuidada y unos agradables compañeros con los que congeniamos y pudimos pasar el tiempo en el hotel, el spa y disfrutar de las bonitas excursiones.

Texto.  Alejandra G. y Gloria.

Fotos: Alejandra G.