El ser humano y el cosmos

Continuamos con la clases en el taller de filosofía que imparte el profesor Julián Palomares Borja que con inteligencia y buen hacer  nos introduce en el mundo de las ideas y la sabiduría dándonos las herramientas para que la felicidad nos sea más cercana y en consecuencia formar parte de un mundo mejor respetando las leyes de su naturaleza.

120-DSC_1094 - Reflejos en el Lago de Puigcerdà– ¿Qué preguntas fundamentales nos hacemos? ¿Quién soy yo? ¿Cuál es el misterio del ser humano? Volvamos a Hermes y la ley de correspondencia: lo que se da en lo grande se da en lo pequeño. La parte contiene el todo y el todo contiene la parte.

– El ser humano contiene el universo. El Macrocosmo contiene el Universo y se relaciona con el Microcosmos y el ser humano.

 La naturaleza del ser humano.

– El ser humano no es un ser aparte de la naturaleza, formamos parte de este macro-bios, de este sistema de coexistencia que está en permanente evolución y por lo tanto estamos integrados en la naturaleza y participamos de sus mismas leyes.

 – Constitución septenaria. El universo está constituido en base a siete planos de vibración o dimensiones en los cuales participan también los seres humanos. El número siete significa la perfección, la completura y se manifiesta y repite de diferentes maneras: 7 colores, 7 notas musicales, 7 días de la semana, cada 7 años aproximadamente se renuevan las células de nuestro cuerpo, 7 virtudes y pecados capitales, etc.

438px-Vitruvian – Antes veremos la naturaleza del ser humano según los clásicos occidentales: la triple división. 1.- Plano espiritual (nous – ego humano), el “súper yo” según Freud. 2.- Plano mental y afectivo (psique, alma), “el yo” para Freud. 3.- Plano vital y físico energético (soma). Una meta para la filosofía es acercarnos al “nous

 – Volvamos a la constitución septenaria del hombre. En oriente nos hablan de siete planos de manifestación que determinan diferentes niveles de conciencia y experiencia.

Tríada: 1.- Voluntad, Ser, (atma) el verdadero yo. 2.- Intuicional (budhi) iluminación, inteligencia, verdades más elevadas. 3.- Mente pura o superior (manas), mente luminosa, altruismo, mente no egoísta. Las escuelas de filosofía buscan el desarrollo evolutivo de la tríada.

Cuaternario: 4.- Mente concreta (kama-manas). Deseos, cosas materiales, perteneciente al ser humano. 5.- Emocional (astral). Emociones y sensaciones. Reino animal. 6.- Energético (pránico). Reino vegetal. 7.- Etero-físico. Reino mineral.

Estos cuatro planos conforman la personalidad (del latín personare que significa máscara), luego personalidad es la máscara del Ser que está detrás o más adentro. La conciencia es definida en las tradiciones de oriente y occidente como la capacidad de estar presente en nuestros diferentes ámbitos de realidad y adquirir experiencia en estos planos. Es como nuestro yo que se mueve entre la mente concreta, emocional, energético y etéreo-físico de arriba abajo y a la inversa. El objetivo de la filosofía es pasar del cuaternario a la tríada.

mascaras– Por desgracia la personalidad está fragmentada y no sabemos reconocer nuestro verdadero Ser que yace atrapado por la naturaleza animal. Según la mayéutica (método socrático con que el maestro, mediante preguntas, va haciendo que el discípulo descubra nociones que en él estaban latentes – RAE), nos dice que ese Ser que está dentro de la personalidad, tiene que aflorar. Hay que estimular el cuaternario para que vaya apareciendo el Ser Humano.

– El Ser Humano necesita armonizarse y realizarse plenamente. Para ello necesitamos: conocernos a nosotros mismos, ordenar y armonizar nuestra personalidad y desarrollar una conciencia superior. De ello surgirá una verdadera fuente de valores humanos o virtudes.

Valores Humanos.

Valores metafísicos: lo bueno, lo justo, lo bello y lo verdadero. Es lo propio del Ser, lo divino, lo sagrado.

Valores espirituales: todo lo relacionado con lo sagrado, la belleza, la armonía y la intuición, ideales, diálogo, vida interior.

90713_la-bondadValores morales: bondad, amor, justicia, voluntad, valor, lealtad, altruismo, heroicidad, dignidad, fraternidad, sentido del deber… (La mente no egoísta)

Valores intelectuales: discernimiento (capacidad de tomar decisiones, elegir), inteligencia, sentido común, reflexión, visión global, disciplina, sinceridad, comprensión, lógica, eficacia, responsabilidad, capacidad organizativa, imaginación (no fantasía), creatividad, diálogo (elevado, no vulgar), iniciativa, atención y concentración, objetividad.

Valores afectivos: empatía, cortesía, confianza, templanza, gratitud, buen humor, entusiasmo (etimológicamente “en theos” Dios dentro), cariño, naturalidad, optimismo, paciencia, alegría, respeto, firmeza, serenidad, adaptabilidad, sana alegría que nos hace estar bien con nosotros mismos.

Valores vitales: actividad, salud, energía realizadora, capacidad de esfuerzo.

Valores físicos: habilidades, higiene, orden, elegancia austeridad, sencillez, equilibrio (salud en lo físico)  

 ¿Qué nos gustaría ser? Hagamos fuerte y claro ese ideal y lancémonos a la aventura de vivirlo. Escojamos una cualidad periódicamente de aquellas que soñamos tener y pongámosla en práctica como vivencia.

Maslow-2.0Pirámide de Maslow. El psicólogo estadounidense (1908-1970) en su obra “Una teoría sobre la motivación humana” establece una jerarquía de necesidades:

1.- Necesidad de trascendencia. 2.- Necesidades de autorrealización. 3.- Necesidad estética. 4.- Necesidad de conocer y comprender. 5.- Necesidad de autoestima. 6.- Necesidad de amar y pertenencia. 7.- Necesidad de seguridad. 8.- Necesidades fisiológicas.

En la medida que se satisface un nivel, por ejemplo el de las necesidades fisiológicas (respiración, alimentación, descanso, etc.), se activa el deseo de cumplir el siguiente.

Frases para la reflexión:

“El cuerpo humano es el carruaje; el yo, el hombre que lo conduce; el pensamiento son las riendas, y los sentimientos los caballos.”    -Platón-

  “La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos”     –Platón-

  “El que aprende y aprende y no practica lo que sabe, es como el que ara y ara y no siembra”    –Platón-

Día-mundial-filosofía El 21 de noviembre se celebra el Día mundial de la Filosofía, instituido por la UNESCO (el tercer jueves de noviembre) coincidiendo con la fecha aproximada del nacimiento de Sócrates.

El aprendiz de discípulo

3 comentarios sobre “El ser humano y el cosmos

  • el 29 de noviembre, 2013 a las 22:15
    Permalink

    Muchas gracias por este nuevo resumen y que me está motivando a unirme a este grupo de Filosofía .
    Nos dice el psicólogo Abraham Maslow que el individuo no solo se enferma cuando sus necesidades básicas no se satisfacen, sino también cuando sus meta-necesidades básicas tampoco lo son, a saber la urgencia de una interiorización espiritual que provea las respuestas apropiadas a esas profundas preguntas filosóficas y espirituales que el Hombre, en su vida, más tarde o más temprano termina haciéndose: ¿cual es la razón de nuestra existencia; cual nuestro origen y cual nuestro destino; cual es la razón del sufrimiento humano. Cuando al Hombre por diferentes causas no le es posible suplir, tanto a sus necesidades básicas de alimentación, techo, vestuario, etc., así como a sus meta-necesidades espirituales, el asunto desemboca para él, en una gran tensión interna psicológica que puede llegar a enfermarlo gravemente en su organismo, toda vez que su sistema inmune puede verse directamente afectado por la continua tensión, o estrés como ahora se lo llama; o también enfermando su psique, al causarle hondas depresiones, que muchas veces pueden terminar en suicidio.
    En el mundo occidental moderno, las meta-necesidades espirituales, casi que desconocidas en su importancia capital, han sido prácticamente ignoradas y el esfuerzo se ha dirigido, de forma poco menos que exclusiva, a la solución de las necesidades básicas de alimentación, techo, seguridad social, etc. Esto lentamente ha ido conduciendo a la consecución de elevadas metas socio-económicas por parte de grandes grupos humanos, pertenecientes sobre todo a países del “primer mundo”; pero estas metas, una vez obtenidas y como los falsos dioses que han terminado siendo, lo que en verdad están engendrando es una sensación de vacío vital cada vez mayor que necesita de alguna manera ser subsanada.
    Estoy seguro que la filosofía puede llenar ese vacío en el ser humano.
    Un cordial saludo.
    Víctor López

  • el 3 de diciembre, 2013 a las 11:35
    Permalink

    estou case dacordo con todo
    A Filosofía non é cosa de antano
    MOI BEN E GRAZAS POLA SÚ CLABOURA

  • el 6 de diciembre, 2013 a las 4:44
    Permalink

    Lo que me parece también muy importante es la cita de los diferentes tipos de valores humanos que habría que cultivar. Valores morales: bondad, amor, justicia, voluntad, valor, lealtad, altruismo, heroicidad, dignidad, fraternidad, sentido del deber…Las civilizaciones no se hunden por problemas económicos sino por la falta de valores, el problema económico del que tanto se habla es la consecuencia de la perdida de valores morales, de ahí la corrupción imperante.

Comentarios cerrados.