“Cosas raras que hay en la ciudad de Vigo”

paso de cebraHoy quiero hablar de algunas cosas raras que hay en Vigo y que sería bueno que desde el Ayuntamiento o del organismo competente de turno tuvieran a bien corregir.

En la mayoría de las ciudades con un tráfico similar o mayor que el de la nuestra, al cruzarse dos calles y haber cuatro esquinas, suele haber cuatro pasos de peatones, bien sea regulados por semáforos o pasos cebras, los cuales, tengo que reconocer que los coches respetan religiosamente, lo digo porque gente de otras ciudades que nos visitan, se asombran cuando ven lo respetuosos que son los vehículos para ceder el paso a un peatón que cruza la calzada. ¡Bueno! A lo que iba, en Vigo, no suele haber cuatro pasos, normalmente hay tres. Esto nos obliga a los viandantes a ir zigzagueando cuando tenemos que hacer un trayecto de esos que no hace falta coger el autobús o el coche. Aparte de que es incómodo, nos obliga a emplear bastante más tiempo del que normalmente necesitaríamos.
A mi, personalmente me fastidia mucho, además, una ya no es joven y como tiene su artrosis y la cadera ya no me funciona como antes, cuando quiero apurar me frena, por lo que no puedo hacer lo mismo que mucha gente joven, que aprovechan el hueco que hay para no tener que dar el consabido rodeo. Cuestión aparte es que, si se cruza por donde no está señalizado, te arriesgas a tener un accidente o a que te metan una multa si te ven. Que ésa es otra.

En realidad, los peatones también pagamos impuestos igual que los coches. Nosotros pagamos el I.B.I. y otros impuestos indirectos y los coches pagan el Impuesto de Tráfico. Por lo tanto, tenemos el mismo derecho a que se nos facilite el desplazamiento por la ciudad. Y teniendo en cuenta de que aquí vive mucha gente mayor que generalmente se van caminando de un sitio a otro, sería bueno facilitarles el tránsito por las calles de Vigo.

vitrasaOtra cosa que veo cuanto menos “rarilla”, es el lío que hay con las numeraciones de los autobuses. Eso de: C4A, C4B, C4C… y etcétera, trae a más de una persona mayor de cabeza y sino, no hay más que oír cuando muchas  tienen que preguntarle a los conductores… ¿Este autobús va a tal sitio? o ¿Pasa por tal calle? ¡Con lo fácil que sería poner diferentes numeraciones a los vehículos aunque salgan de la misma zona! Así todos sabríamos que según la numeración nos dejaría en un sitio o en otro.

Hace tiempo comentó un señor en una parada, que esto era para que al hacer un transbordo de un C4A a un C4C cobrasen igualmente el billete sin respetar la gratuidad que anuncia la compañía al tener que cambiar de autobús dentro de el tiempo estipulado. ¡Bueno! No sé. Lo que sí veo es que esto obliga a mucha gente a preguntar a los conductores que trayecto lleva el vehículo, porque nunca tienen la seguridad de si los dejará donde ellos quieren.

Sería una buena medida que se corrigiesen estos fallos porque tenemos una ciudad muy agradable para vivir y pasear y hay muchas personas mayores que también tienen derecho a desplazarse por ella con la mayor comodidad posible.

 Gloria.