La triste historia del Barrio del Cura

patio-barrio-do-cura-2º

El Barrio del Cura es un pequeño barrio situado entre el Paseo de Alfonso XII, el antiguo Asilo de los ancianitos desamparados y la calle Santa Marta, aquella por la que se baja una vez al año a pedir las Tres Gracias en la Iglesia de San Francisco.

Era famosa su panadería en la que se decía que hacían  un pan muy rico y el resto eran casitas muy viejas algunas con una huerta.  Poco a poco, cuando la ciudad fue creciendo y mejorando nuestra economía,  sus vecinos fueron marchando y buscando otras viviendas más nuevas aunque tuvieran que dejar el Centro de Vigo, que era, creo yo, el único privilegio de esta zona, por lo demás sin ningún otro aliciente debido a la incomodidad de las escaleras o cuestas mal pavimentadas que conformaban dicho barrio. Las casas estaban en callejuelas estrechas en las que apenas sí pasaba la luz de sol, mucho menos los que tenían que vivir en el bajo o en los primeros pisos. Naturalmente, al irse marchando los vecinos que vivían allí buscando zonas y edificios más nuevos el barrio fue degradándose y muchas de las casa que estaban vacías servían de refugio a los indigentes u ocupas que así se convirtieron en los nuevos habitantes del barrio.

Pero he aquí que cuando el R.C. Celta de Vigo, logró llegar y mantenerse en la primera división de fútbol, ficharon un jugador llamado Valery Karpin, quien viendo una oportunidad en remodelar el barrio y hacer unas casas de lujo con servicios, plazas, calles que facilitarían el tráfico y el acceso de ambulancias, coches de bomberos y otros servicios tan necesarios para los vecinos del barrio, decidió junto con otros socios, Michel Salgado, también jugador del Celta y José dejadezCrespo, decidieron invertir en el proyecto con la esperanza de que este saliera adelante y tuviese el visto bueno del Concello, la Xunta y cualquier otro organismo competente.

Naturalmente, esto sería si estuviésemos en un país con mandatarios razonables, amantes de su ciudad, de su provincia, de su región, en fin, lo que cualquier persona con dos dedos de frente creería. Pero no, resulta que desde el primer momento todo fueron trabas, cuando no era el Ayuntamiento que exigía que se levantasen viviendas sociales en una zona en la que el proyecto eran 400 viviendas de lujo, la Xunta no daba el visto bueno poniendo sus trabas y así el tiempo fue pasando. Los inversores perdiendo su tiempo y su dinero sin poder levantar el proyecto que habían presentado en el Club Financiero y que salió en el Faro de Vigo con el cual la primera impresión que daría Vigo a los turistas y especialmente a los que accediesen a nuestra ciudad en uno de los numerosos cruceros que hoy en día atracan en nuestro puerto, sería la  de una ciudad moderna al lado de la antigua formada por la zona de la Ribera, Pobladores, aledaños de la Colegiata, (perdón Concatedral) y toda las zonas colindantes tales como el Arenal, las Alamedas, etc.

Pues no, se ve que eso no va a ser posible, ya que después del esfuerzo que hizo esta sociedad inmobiliaria los impedimentos retardaron tanto la ejecución del proyecto que llegaron las vacas flacas para las constructoras y ahora el BBVA, en vista de que ya no puede cobrar el dinero invertido, ha logrado que el juzgado de Primera Instancia número 11 de Vigo dé vía libre a la subasta del antiguo asilo de Pí y Margall junto con 14 fincas- casas del Barrio del Cura.

Y en estas estábamos cuando el Ayuntamiento de Vigo dio este año un espaldarazo en el pleno municipal que aprobó el proyecto para urbanizar el Barrio del Cura. Según el diario Faro de Vigo “debido a esto los solares son valiosos”.

En fin, aquí se puede aplicar aquella frase de “a buenas horas mangas verdes”
Porque convendrán conmigo que el visto bueno ha llegado un poco tarde.

¿Tendremos alguna vez, los que realmente amamos nuestra ciudad, la gran satisfacción de poder pasear por un Barrio del Cura con calles y una plaza que nos sirvan para acceder a la zona del Berbés paseando y disfrutando de esta maravillosa Ría que baña las orillas de nuestra ciudad?.

Una es muy optimista, pero a veces la realidad es tan cruda que logra hundirme en el pesimismo.

Gloria.

Un comentario sobre “La triste historia del Barrio del Cura

  • el 28 de septiembre, 2013 a las 18:22
    Permalink

    Great article . Will definitely apply it to my blog.Thanks.

    (Gran artículo. Sin duda aplicarlo a mis blog.Thanks.)

Comentarios cerrados.