¿Tenemos necesidad de una nueva política?

Prof-Julián-Palomares (1)No se alarmen, no les voy a contar yo nada de la Política. Como saben, hace unas semanas publicamos un artículo donde yo me preguntaba por qué tanto temor a hablar de Política. Les prometí que veríamos este concepto, tan importante, desde varios ángulos. Y una de esas perspectivas, que la analiza muy bien, es la Filosofia. Por eso nos pusimos en contacto con el profesor de filosofía, Julián Palomares, quien nos hace una buenísima reflexión y enseñanza de este concepto tan polémico en nuestros dias: la dichosa Política.

Un artículo para la reflexión personal.

Les invito a leer su artículo para aprender mucho del término, así como para que podamos elaborar, cada cual a partir de su propia reflexión, lo que debemos considerar que es la verdadera Política de los países:

La deformación del concepto.

En nuestro momento histórico asistimos a una deformación de muchos conceptos e ideas que muy poco o nada tienen que ver con los originales. Se han ido vaciando de contenido y adulterándose. Es como si  una estatua bella con el tiempo se va ensuciando y cubriendo de basura y a ese montón de basura le seguimos llamando después Política, Filosofía, Religión, Arte, etc.

Es lógico el rechazo y el hastío que siente  mucha gente por la Política, y tienen razón, ya que no podemos llamar Política a algo que no pasa de ser una deficiente gestión administrativa y económica, o sea, el montón de basura del que hablamos antes.

Pero lo cierto es que la verdadera Política, el Arte o la Filosofía subyacen debajo del montón de basura. Hay que atreverse a buscarla y sacarla de nuevo a la luz porque el ser humano es un ser político.

Política o la dirección de la polis.

Política es un concepto griego que significa el gobierno, la dirección de las polis, o sea, de las ciudades o los grupos humanos en general.”

Desde un punto de vista filosófico se trata de una ciencia y de un arte a la vez, de ahí que sea tan difícil de aplicar una verdadera política en la actualidad. En esencia fue siempre la conducción de los pueblos hacia etapas de superación y mayor perfeccionamiento a nivel colectivo.

De esta manera asistimos a la paradójica situación actual, incomprensible para seres humanos sensatos, que para acceder a cualquier puesto o cargo administrativo sea necesaria una oposición y que no sea necesaria para gobernar  un país, región o ciudad. Solo es necesario un número determinado de votos.

Ya Platón nos habla de la diferencia entre Sociedad y Estado. Sociedad  es la simple agrupación de ciudadanos para satisfacer sus necesidades básicas de vivienda, vestido y alimento. Cuando una Sociedad se torna adulta los oficios se organizan por especialidades que se ponen al servicio de la comunidad…, el carpintero hará muebles para todos, el zapatero zapatos para todos, etc. El Estado nace cuando una sociedad acepta, y ve como necesario no regirse tan solo por intercambio de objetos y bienes materiales, así aparece la Justicia y la Educación, que también debe ser impartida por quienes tengan cualidades para ello, o sea, los mejores, los más capaces de los ciudadanos.

Uno de los grandes problemas con el que nos encontramos es que no estamos dirigidos por los mejores, los mejor preparados, sino por los mediocres. Y como podemos reconocer, si un ingeniero o arquitecto mediocre realiza una máquina o edificio, saldrán mediocremente o mal realizados”.

Estos mediocres, o personas incapaces, incluyen por supuesto a los fanáticos de todos los colores. Personas rígidas, duras, que incapaces de razonar, dialogar y educar se imponen por la fuerza. Volvemos al montón de basura ya mencionado.

filosofiayPoliticaLas soluciones están en los conceptos  Éticos.

La solución la han aportado algunos filósofos desde la antigüedad, a saber, que no se puede separar la Ética de la Política, como tampoco se puede separar la Ética de la Filosofía o de la Ciencia.

En esta identidad entre Ética y Política que plantean Confucio o Platón es donde puede estar la clave del asunto. La Ética plantea que cultivemos los mejores valores, justicia, prudencia, valor, templanza…etc. Que nos dirijamos a nosotros mismos, que pongamos armonía en nuestro interior. Si hacemos esto, luego podremos llevar esa armonía, ese equilibrio, al exterior, a un grupo determinado, sea familia, empresa, comunidad de vecinos, alcaldía o gobierno de un país. Pero todo partiría del propio gobierno individual.

No podemos dar lo que no tenemos, no podemos poner armonía en nuestra familia, si previamente no la hemos cultivado en nosotros. Menos dirigir un Estado si no somos capaces de dirigirnos a nosotros mismos.

La Política es una actividad profundamente humana y de las más difíciles, es el arte y la ciencia de armonizar, educar, llevar a los grupos humanos a mayores niveles de conciencia y evolución. Está enraizada profundamente en nuestra vida, pues política es cualquier tipo de dirección humana, como los padres que educan a sus hijos, los empresarios que dirigen una empresa, o los profesores que transmiten en sus aulas, no solo con palabras, sino con su ejemplo de vida.

Política es el arte y la ciencia perdida de la convivencia, por eso el ser humano es un ser político por naturaleza. Es vivir y dejar vivir armónicamente, en un marco de derechos y deberes…, ese es el reto que tenemos pendiente.

No nos conformemos con el montón de basura en que han convertido la preciosa estatua de la Política, limpiemos la estatua de tanta escoria y mediocridad, egoísmos e intereses partidistas y la veremos refulgir en su verdadera dimensión y belleza. Otro mundo más justo es posible.

Gracias profesor por aclararnos tantos conceptos.

Nuestro sincero agradecimiento al profesor Palomares por un artículo tan bien escrito y argumentado en base a sus muchos conocimientos de Filosofia. Si con ello hemos conseguido que nuestros lectores tengan más claros sus conceptos y opiniones acerca de lo que de verdad es la Política, estaremos muy contentos, desde esta revista digital, que no tiene miedo de hablar de cuestiones que nos afectan a todos los ciudadanos de “la polis”.

Gracias y un saludo a los lectores y al profesor Palomares.

Alex

Texto : Julián Palomares. (Profesor de Filosofía y director del Espacio Gran Vía)

www.espaciogranvia.org

4 comentarios sobre “¿Tenemos necesidad de una nueva política?

  • el 3 de julio, 2013 a las 13:21
    Permalink

    Dando calidad periodística a nuestra revista. ¡¡ FELICIDADES!! No tengo nada más que decir a un buen trabajo.

  • el 4 de julio, 2013 a las 12:35
    Permalink

    Gracias por esta nueva perspectiva de un concepto que levanta tantas ampollas. No cabe duda que la Filosofía tiene casi todas las respuestas a la vida. Un abrazo Julián. Alex

  • el 5 de julio, 2013 a las 7:18
    Permalink

    Lentamente, el ciudadano está tomando conciencia de que él tiene el poder de elegir qué quiere consumir, cómo, cuándo y dónde. Que tiene la capacidad de presionar a las empresas para que sean responsables con su producción, que puede apoyar a los pequeños productores con su compra, y promover el comercio justo. Que tiene en sus manos la posibilidad de generar los cambios necesarios en la lógica de mercado y en las políticas públicas para lograr salvar el planeta.

  • el 5 de julio, 2013 a las 12:55
    Permalink

    “No nos conformemos con el montón de basura en que han convertido la preciosa estatua de la Política, limpiemos la estatua de tanta escoria y mediocridad, egoísmos e intereses partidistas y la veremos refulgir en su verdadera dimensión y belleza. Otro mundo más justo es posible.” Así remata Julian o seu sabio artigo, mais eu engadiría : “A liberdade non é unha estatua fixa que unha vez lograda permanece eterna. Todos os valores éticos que nos conducen a ser libres deben ser atendidos, limpados e revisados constantemente para que a merda que corronpe, a corrupción, non se instale nelas”.

Comentarios cerrados.