María, una madre valiente

Recien--Nacido
María, es un nombre ficticio,  abandonó a su hija recién nacida en un portal en A Estrada. María, la ha dejado tapadita con una mantita y en una caja de cartón en la que ponía Fundación Amigos de Galicia, que se dedica a facilitar alimentos a gente necesitada, que hay mucho a la que supuestamente acudías a buscar comida.
Esto me ha hecho reflexionar mucho y he llegado a la conclusión de que han sido dos las causas principales que te han obligado a tomar esta decisión. Una es que has visto la imposibilidad de poder alimentarla, con esto alguien la encontraría y la Xunta buscaría quien pudiera darle una vida que tu considerabas que no podías y la otra es que no querías que nadie supiera quien era su madre.
Quizá esto último haya sido lo que posiblemente has decidido llevar toda la gestación tú sola, esto es una hipótesis mía, una gestación que ha sido larguísima, muchas lágrimas habrás derramado, mucha indecisión y sufrimiento y el peor momento habrá sido el abandono de tu hija.
María, debiste buscar ayuda para que te aconsejara como a alguna persona de tú confianza, una Trabajadora Social, Asociaciones contra el aborto, cualquier Institución o cualquier cura por si no querías que se supiera quien eras y te habrían buscado una solución, como podría ser la donación para adopción y porque no, que te dieran un trabajo que seguro que no tienes, una ayuda económica con lo que podrías criar a tu hija a la que tanto quieres.
Ahora según eso que llaman justicia, te buscan porque dicen que has cometido un delito, sí dejar a tu hija en un portal a sabiendas de que alguien se haría cargo de ella le llaman delito, sin embargo, si hubieras abortado, si hubieras matado al feto, si hubieras quitado la vida a tu hija, eso dicen que es legal. Que incongruencia.
María, pase lo que pase puedes estar orgullosa de lo que has hecho, eres Madre que debe ser una de las cosas más bonitas del mundo y tienes una preciosa Hija que te lo agradecerá toda la vida y serás recompensada por este gran acto que acabas de hacer. Felicidades.
Habrá quien no comparta mis opiniones en este artículo, lo cual respeto.
Texto: Félix Antón