“Santos y Difuntos”

Se acercan unos días muy especiales, quizás también los más tristes para algunas personas. Desde muy niña siempre acompañé a mi abuela y a mis padres a visitar el cementerio. Reconozco que cuando uno es crío no se tiene la capacidad para comprender lo que realmente significa.

Sabemos que es algo que siempre se hizo en las familias, y en más de una ocasión mi hermana y yo jugábamos entre las lápidas. Nos aburríamos y no sabíamos que hacer. No entendía ¿porqué todo el mundo se ponía a limpiar y llevar flores? (Por cierto el cumpleaños de mi hermana es el día 2 de noviembre…)

Mucho cambiaron las cosas, antes no se podía ir a bailar, o escuchar música. Y ahora todo da igual, para muchos simplemente son unos días para irse de vacaciones. Si coincide y hay puente “fantástico”.

Todos tenemos la falta de algún ser querido y, al llegar estas fechas es cuando decimos ”Dios mío otro año más, como pasa el tiempo”. Volvemos hacer lo mismo que el año anterior. Empieza el bombardeo de las flores y sabemos que se disparan los precios estos días, pero aunque sean más caras esos días no les faltaran. Para muchos es el único día en que se acuerdan de los suyos, otros vienen de lejos y es un motivo para volver a su pueblo. También es una ocasión estupenda para ver a los amigos que durante todo un año no sabemos nada unos de los otros y nos alegramos de vernos.

Antiguamente se dedicaban estos días a los difuntos y al culto de la muerte, pero ahora las cosas fueron cambiando. Ya no hay tanta vinculación con la religión y nos invaden modas y costumbres de otros países. Ahora vemos a pocos jóvenes en un entierro o en un cementerio ya que tenemos miedo de que se ”traumaticen…”

Llevamos varios días viendo en las grandes superficies los ya famosos disfraces de Halloween. Niños y mayores disfrutan al disfrazarse, y cuanto mas terroríficos mejor. Hay fiestas en muchos locales, que para entrar hay que ir disfrazados.
La tradición de Halloween se remonta a 3000 años en Irlanda y era una fiesta dedicada a las cosechas por los antiguos pueblos Celtas. También significa que los muertos ese día regresan a la tierra a visitarnos.

Es un paso al invierno y estos días son típicos para probar los nuevos vinos, y como no, comer las riquísimas “castañas”. En casi toda Galicia se hacen los magostos. Comenzamos a ver por los parques las casetas, o máquinas del tren, asándolas. Quien se puede resistir pasar por delante y no coger un cucurucho de deliciosas y calientes castañas.
Otros postres típicos de estos días son los huesitos de santo, y los buñuelos de viento.
Bueno os deseo un feliz magosto y Halloween (para los que les gusten esta moda).

Isabel

Fotos: Vigoalminuto y Vigo-Vivo

2 comentarios sobre ““Santos y Difuntos”

  • el 1 de noviembre, 2012 a las 14:57
    Permalink

    Isabel: Yo rambien me acuerdo de las festividades antiguas. De ir a los cementerios para adornar o “visitar” a los difuntos como se decía.
    Nunca fuí a un Magosto pero al llegar a casa se encendía la cocina económica y se asaban o cocían las castañas al mismo tiempo que nos contaban historias de difuntos como aquella de “María dame la pata que es mía” y que a mi, que siempre fuí muy crédula, me asustaba horrores cuando al final me agarraban del pelo.
    Bueno, pues te diré, que cuando estudiaba inglés en el Instituto Irlandés de Barcelona, hablando de estas fechas el profesor nos dijo que ellos hacían lo mismo que nosotros. Se reunían al volver del cementerio y contaban historias de difuntos. Pues esto asombró muchísimo al resto de la clase que lógicamente eran mayoría de catalanes o de otros lugares y yo que era la única gallega era por tanto la que conocía esta tradición,
    Por cierto, el profesor también nos comentó que ellos no se disfrazaban nunca porque lo consideraban una tradición irreverente esta fiesta lúdica que se celebraba en un día de recuerdo a los que se habían ido antes que nosotros.

    • el 5 de noviembre, 2012 a las 13:20
      Permalink

      Me acuerdo de lo de Maria dame la pata…. a mi tambien me daba mucho miedo y mucho mas en aquella casa de la puerta del Sol tan bonita pero tan vieja con aquellos pasillos larguisimos y techos altisimos .por cierto yo cumplo años yestoy de santo el 17 denovienbre no te lies que somos muchas.

Comentarios cerrados.