EPITAFIOS 4

tumba1.jpgLo puso el marido: «Pronto estaré contigo». Un conocido al ver las fechas tan distantes de fallecimiento escribió debajo: «Creí que no venías».

«Algo tengo, por cierto, aquí no pagaré ningún descubierto».

Lo puso un marido en la tumba de su suegra: «Tanta paz encuentres, como tranquilidad me dejas.

En el cementerio de la Almudena de Madrid: «Aquí estoy con lo puesto, y no pago los impuestos».

«Fray Diego aquí reposa, en su vida no ha hecho otra cosa».

En Viareggio, en la tumba del célebre transformista Leopoldo Fregoli (fallecido en 1936): «Aquí, Leopoldo Fregoli llevó a cabo su última transformación».

En un cementerio de Minnesota: «Fallecido por la voluntad de Dios y mediante la ayuda de un médico imbécil».

En la sepultura de un aprensivo que creyendo estar muy enfermo, se curaba con mejunjes y potingues: «Aquí yace un español, que estando bueno quiso estar mejor».

.Lo puso un marido en la tumba de su suegra: «Aquí yaces y yaces bien, tú descansas y yo también».

H.Pérez

Un comentario sobre “EPITAFIOS 4

  • el 26 de mayo, 2008 a las 15:27
    Permalink

    Felicidades Hermínia, son estupendos tus epitfios. Mi hijo es un forófo de esta sección.
    Por cierto, ¿cuál epitafio escribirias para tí?.
    Saludos. Alex

Comentarios cerrados.