Conferencia “Dia da Muller Traballadora”

dia-mujer-trabajadora.jpgDentro del Taller de Debates y en conmemoración del Día de la Mujer Trabajadora, nuestra monitora Alejandra invitó al taller a Maria Inés Rodriguez, trabajadora de Renfe, donde ejerce de Interventora desde el año 1982, y fue según nos cuenta Maria Inés, la 1ª promoción que entró en la empresa de forma libre, (pues hasta esa fecha la incorporación a Renfe estaba condicionada a una estructura cerrada) siendo una de las primeras mujeres en una plantilla formada únicamente por hombres.
debates.jpg Lógicamente los comienzos para ella fueron muy duros, por lo que representaba en aquellos años que una mujer ejerciera un cargo que hasta la fecha había sido desempeñado por un hombre. No obstante, nos dice que entre los compañeros se sintió 21.jpgsiempre muy arropada, especialmente por la persona que la formó en el desempeño de sus funciones, la cual la trataba como una hija. Los que no la trataban también eran los pasajeros, pues a la hora de pedir los billetes, como es lógico, se encontraba con gentes para todos los gustos, y los comentarios por ser mujer estaban a la orden del día (¡por que no te vas a cuidar la casa…! Pero… ¿Que haces aquí?, etc.) y tuvo que curtirse y saber defenderse de los comentarios, que no eran solo de hombres, sino también muchas mujeres le decían cosas, debiendo imponer su autoridad sobre todo a través de la palabra. Como podéis suponer, nos dice, en un tren pasa de todo y más en los de largo recorrido, pues son muchas horas y muchos pasajeros.
11.jpgEnseguida entramos en “debate” y vemos que a todo el mundo le pasó algo en un tren, por lo que podemos titularlo “Historias del tren”.
Alejandra le pide que nos comente las anécdotas curiosas que recuerde…
Nos dice Maria Inés que son muchísimas, desde una ocasión en que ya en la Estación, sintió como un llanto de un niño en un coche-litera y cuando va a comprobarlo, se encuentra a un bebe “protestando”, al verse solo… ¡si me vierais correr por el andén gritando por los padres…! En otra ocasión me encontré con una serpiente en un coche-cama…ya os imagináis el susto y el revuelo consiguiente.
Lo de los “cacos” era otro episodio que nos traía de cabeza, pues la gente a pesar de que le advertías que fueran con ojo, es muy despreocupada y al final las quejas las sufrimos nosotros.
12.jpgLo de pedir los billetes en los coches-camas, ni os lo cuento, pues te encuentras de todo cuando te abren la puerta y la reacción al verme es de lo mas grotesco que te imaginas.
Ahora lo que si era impresionante era cuando llevaban a los reclutas a los Cuarteles de Instrucción, aquello era como la guerra, y eso que había penas muy gordas si se daba parte de algún soldado, pero ni así se les controlaba y acababan destrozando los vagones. Menos mal que la “mili” paso a la historia.
41.jpgY así entre unas historias y otras se nos fue el tiempo, pues también teníamos que escuchar al grupo “Vagalume”, que nos interpretaron unas canciones populares en honor a la mujer trabajadora.

Carlos Cordero