Hoy hablamos con Andrea monitora de musicoterapia

andrea.jpgBreve biografía:
Nací en Buenos Aires en el año 1969. Soy la menor de 3 hermanos. Desde pequeña me atrajo la música, comenzando los estudios de piano a los 4 años. Cuando tuve la edad suficiente ingrese a una escuela de música, y desde entonces no paré. Siempre me interesó trabajar con gente. Seguí la carrera de profesora de música, y luego me diplomé en Músicoterapia. Con los años gané una beca en Vigo, y al conocer Galicia decidí radicarme aquí. Entre otras cosas, también me intereso por las artes marciales chinas, y en el uso de cuencos tibetanos, que también aplico en mi trabajo.
¿Come empezaste a impartir este taller?
Surgió tras largas charlas con Carmen, la Directora del Centro, que se muestra abierta a propuestas innovadoras que puedan beneficiar a los alumnos.
¿Destinado a….?
En efecto, está destinado a todas las edades, pues justamente convoca a la interacción humana, que con el estilo de vida actual se está perdiendo, mucha  gente ya no sale de la casa, y muestra poco interés por el prójimo. EL intercambio intergeneracional es dejado de lado, y es una pena pues siempre nos enriquece el contacto humano, y todos podemos aprender de todos.
andrea-1.jpg¿Impartes este taller en otros centros?
No exactamente, el formato de un taller lo voy diseñando cuando conozco el perfil de los destinatarios. Sï imparto talleres de Músicoterapia en el Centro de Día Parque Castrelos, con mayores, y en un programa para mayores de 55,  en Porriño. También trabajo la consulta individual, a modo de psicoterapia realzando la comunicación no verbal.
¿Como ves la participación y comprensión…..?
Los usuarios en este Centro se muestran muy receptivos, amables, colaboradores, y sumamente abiertos a nuevas propuestas. Con respecto a la comprensión, creo que es tarea de las dos partes, del monitor y de los alumnos. El monitor debe ofrecer las actividades adecuadas a los destinatarios, para que así se puedan comprender.
¿Es necesario saber música para participar de este taller?
No! En absoluto!. No se trata de aprender música, ni de mostrar la capacidad musical de cada uno, es más, a veces entorpece el proceso que la gente sepa música, pues se aferran a lo conocido, y les cuesta jugar con los sonidos y los instrumentos sin condicionamientos.

Carlos Cordero