Sonidos que sanan

¿Que es la Músicoterapia?
andrea1.jpgLa Músicoterapia es una disciplina en que el Músicoterapeuta ayuda, asiste al cliente a mejorar y conservar su estado de Salud a través de experiencias sonoras y musicales empleando sonidos del propio cuerpo, instrumentos musicales, música grabada y otros tantos recursos posibles. Al hablar de Salud, el aspecto que más concierne a esta disciplina es el de la Salud emocional, mental, que incide directamente en los otros campos físico y social.
Habitualmente escucho a la gente decir que cree que esta es una técnica para relajarse, que se trata de tumbarse a escuchar música. Debo decir, que esta disciplina trasciende esta idea, aunque es probable que tras una sesión, o un taller de Músicoterapia uno se sienta mucho más relajado. Os preguntaréis el motivo? La respuesta puede ser bastante extensa, pero en términos generales, quién no se siente relajado después de una vivencia gratificante? De jugar con otros? De expresarse libremente? De disfrutar de un tiempo para sí mismo?….
La posibilidad de expresarnos, a través del camino que más nos guste, sonido, danza, pintura, teatro, etc… favorece nuestro equilibrio emocional, nos permite limpiarnos internamente, y no acumular emociones ni pensamientos dañinos, que obstruyan la felicidad, la salud física y mental.
Esta disciplina puede emplearse tanto en la Rehabilitación ( en personas que necesiten mejorar, recomponer ciertas funciones, tanto físicas como psíquicas), como en el amplio campo de la Promoción de la Salud, para seguir sintiéndonos sanos y prevenir desórdenes emocionales. Se puede aplicar a cualquier etapa de la vida, desde el feto dentro del vientre materno, hasta los últimos días de vida.
Los objetivos que persigue la Músicoterapia difieren de acuerdo a las necesidades de los beneficiarios, pero a grandes rasgos se busca:
· Dinamizar la expresión, la comunicación y la interacción.
· Desarrollar nuevas formas de relación.
· Elevar la autoestima
· Promover el crecimiento personal
· Fortalecer los aspectos saludables de nuestra personalidad
Las actividades consisten en juegos, dinámicas, técnicas sensoperceptivas, empleo del cuerpo como instrumento, y de instrumentos musicales, escuchar música y hacer música.
No es casual que la expresión musical haya acompañado y acompañe aún hoy a todas las culturas de este planeta, antes y después de Cristo. Los motivos para su empleo son variados, pero todos nacen de la necesidad humana de expresarse y comunicarse con otros. Por algún motivo la sabiduría popular nos transmite que “quien canta su mal espanta”.

Andrea Gómez Navarrete, monitora del curso