Dorada rellena con marisco y espinacas

dorada.jpgEn esta semana ya metidos de lleno en la Navidad vamos a presentar un plato de categoría al mismo tiempo que ligero puesto que la dorada, que es la base de esa receta es un pescado semigraso de gran digestibilidad pero que aporta una gran cantidad de proteínas por lo que es indicado en regímenes para controlar el peso. Por su gran aporte de Omega-3, también es apropiada en caso de alteraciones cardiovasculares.

Ingredientes

4 Doradas (abiertas sin espinas)

1 Manojo de espinacas

300 gr. colas de langostinos

2 Dientes de ajo

1 Copa de Brandy

1 Cuña pequeña de queso

1 Ramillete de albahaca

Aceite de oliva

Sal

Elaboración

Quitamos los tallos de las espinacas, las lavamos y troceamos. En un sartén con un poco de aceite, doramos los ajos picaditos, añadimos las espinacas y lo rehogamos todo junto. Ponemos sal y reservamos. Pelamos las colas de los langostinos, y salteamos con aceite dejándolas poco hechas. Añadimos el brandy y reservamos. Hacemos unos cortes superficiales en la piel de las doradas y las marcamos a fuego vivo por ese lado en una sartén con un poco de aceite, dejándolas crujientes.

Colocamos la mitad en una bandeja de horno con la piel hacia abajo, añadimos sal y encima una cucharada de espinacas. Sobre estás, colas de langostino y encima unas lascas finas de queso. Cerramos con el resto de las doradas y metemos en el horno precalentado a l80º 5 minutos. En un vaso de batidora ponemos la albahaca, cubrimos con aceite y trituramos, colamos y reservamos.

Colocamos la dorada en un plato y añadimos un cordón de aceite de albahaca por encima y alrededor de la dorada. Decoramos con una hoja de albahaca.

Raquel