Premio a la bondad

iman_ali.jpgAlí, yerno de Mahoma, estaba un día en la puerta de su casa cuando llegó un mendigo pidiendo limosna. A pesar de las protestas de su esposa Fátima, Alí le dió el último dinar que les quedaba para comer. Pocos minutos depues pasó otro hombre que le ofreció venderle su camello por 140 dinares. Os lo compraré si me lo fiais, respondió Alí , y el tratante aceptó. Aún estaba con el camello en la puerta cuando pasó un tercer caminante que le ofreció 200 dinares por él. Alí no lo dudó. Tras entregar los 140 dinares al hombre que le vendió el animal, le dio los sesenta restantes a Fátima, diciendo: Ya decía tu padre que una buena acción da el ciento por uno, pero ahora veo que rinde mucho más.

Hª y Vida

No quiero entrar a discutir sobre religiones, es un tema muy dificil y no me siento preparada para eso; pero si examinamos los principios de la mayoría de ellas todas tienen algo o mucho en común. El ayudar al hermano necesitado, a la viuda desamparada, a los desfavorecidos por muchas razones, es un hilo conector entre todas. El ejemplo de Alí es el mismo que pudiéramos aplicar a la iglesia católica y a muchas más. Las tribus primitivas lo compartían todo y ahora sigue habiendo comunidades que siguen esa dinámica, ¿Es una ley natural?. ¡Ahí os queda la pregunta!

Angeles