Risoterapia

h.jpgEntre tantas actividades que tiene el Centro Social Coia,deseo hablar sobre una de las últimas que he llevado a cabo.Cuando me anoté, no sabía de qué iba la cosa, aunque en la segunda ó tercera clase de “risoterapia” ya quedé enganchada a ella.Estaba compuesta, por un grupo estupendo, y una profe magistral.Pilar, si bien, imparte clases de sacarle el sombrero, posée además una cualidad muy especial; recuerdo, y no puedo olvidar, la dulzura con que acariciaba, abrazaba, animaba, a sus alumnas “mayorcitas” y también, con gran afecto y respeto para todos.Lo pasamos genial, y aprendimos muchas otras cosas. Aparte de enseñarnos a reir; supo crear esa armonía grupal. (Tan difícil de conseguir)Por lo tanto, el último día de clase, nadie tenía prisa, y fuimos todos juntos a tomar un café, con un exquisito bizcocho, con el que nos sorprendió una de las alumnas.Pilar, fue merecidamente aplaudida y obsequiada con una cesta de rosas de color rosa.Y así, dimos fin a este curso de RISOTERAPIA bautizando al grupo con el nombre de “RIEENCONTRO”. a moca