Bonito en aceite

Se termina el verano y con él algunos de los alimentos propios de esta temporada tanto si hablamos de verduras como de pescados. Dentro del apartado de estos últimos se nos va uno muy sabroso y alimenticio como es el bonito y aprovechando que aún se puede encontrar a buen precio, vamos a dar una receta que nos permitirá consumirlo durante algunos meses más.

bonito-en-aceite.jpgIngredientes:
1 kg.de lomos de bonito
1 l. de aceite de oliva virgen de 0,2 grados de acidez
Sal

Preparación:

Para esta receta necesitamos una olla a presión, un frasco de cierre hermético, de cristal que pueda resistir altas temperaturas y algún sistema de esterilización, por ejemplo, el métodoMilton, que se emplea en la esterilización de los biberones.

Llenamos de agua un recipiente grande y le aplicamos la dosis de Milton necesaria para la esterilización. Ponemos el frasco a remojo, de manera que quede completamente cubierto, al igual que la goma de cierre hermético, durante el tiempo especificado en las instrucciones del producto esterilizador.

Entre tanto ponemos al fuego una olla con agua. Cuando rompa a hervir, le echamos los lomos de bonito, con una ración generosa de sal y un poco de laurel (esto último es optativo). Dejamos hervir durante diez minutos y retiramos.

En el frasco, ya desinfectado, ponemos el bonito en trozos, apretándolo ligeramente. Cubrimos con el aceite y dejamos reposar. Veremos que el nivel de aceite mengua un poco al impregnarse el bonito.Reponemos y cubrimos hasta casi el borde del frasco. Cerramos con el aro de goma para que quede herméticamente sellado.

Cogemos la olla a presión, ponemos agua hasta un tercio de su tamaño, metemos dentro el frasco con el bonito, la cerramos ponemos al fuego. La olla a presión es capaz de elevar la temperatura interior muy por encima de la ebullición del agua (100 grados), lo que nosgarantizará la eliminación de bacterias y bacilos. Veinte minutos será suficiente, desde el momento en que rompa a hervir. Antes de retirar dejaremos que enfríe para que el frasco de cristal no sea sometido a cambios bruscos de temperatura. Se guarda en un lugar fresco, seco y oscuro. Puede permanecer así tres o cuatro años.

Raquel