En buenas manos

Vamos a ver… ¿por dónde empiezo? Yo diría que está bastante claro.

bus.jpgUn adulto sostiene un bebé en brazos que llora aterrorizado. El adulto lo imita y uno diría que se está burlando. Por la manera como el adulto agarra el niño sabemos que no es suyo y que, sin muchas ganas, se lo han prestado. No tiene el más mínimo tacto, lo agarra como mi abuela agarraba los conejos antes de degollarlos.
Hay dirigentes que sostienen el mundo entre sus manos como este adulto: con nulo tacto, lo hacen llorar y, encima, parece que se están burlando.

Germán.

Un comentario sobre “En buenas manos

  • el 15 de Julio, 2007 a las 19:57
    Permalink

    Muy bueno, no necesita ni un solo comentario, puede decirse con más palabras pero no mejor.

Comentarios cerrados.