Los viajes en tren con mi abuela

p-vinasotono-1957.jpgSon viajes en trenes de los años 60, con asientos de tablas de madera, máquina de vapor, merienda de pan relleno de chorizos, queso manchego, navaja albaceteña y servilleta de cuadritos rojos o verdes.
Estos fueron mis primeros viajes con la abuela Candelas. Íbamos hasta Argamasilla de Alba, con la autorización del abuelo. Las mujeres de Tomelloso no solían viajar solas en aquel tiempo. Estos viajes tren-viejo.jpgexcepcionales se hacían para visitar a algún pariente enfermo.
Eran trenes donde también viajaban las cestas de mimbre con el pollo o la gallina que se regalaría a ese pariente que visitaríamos. Como el “trayecto era largo”-trenes-mad.jpgunos 7 kilómetros-llevamos merienda y de postre las uvas del camino. Esto consistía en bajarse corriendo del tren, robar un par de racimos cercanos a la vía, y vuelta a subir. Normalmente lo hacíamos los niños-mandados por nuestras madres-y resultaba de lo más divertido. Se puede decir que el tren, entre resoplido y resoplido, nos esperaba un poco enfadado.
Hoy mi abuela tiene 92 años y me dice que eso del Ave no puede ser cierto y, si lo es, perjudica mucho la salud, sobre todo-pienso yo-porque no da tiempo a comerse el “pan relleno de chorizos del pueblo”.

(Este artículo fue premiado en el programa de los domingos de “España viajera”-RNE)

A.Garrido

Un comentario sobre “Los viajes en tren con mi abuela

  • el 18 de junio, 2007 a las 20:03
    Permalink

    Si, Alejandra, no solo en el 60, en el 69 yo tambien viajé en trenes identicos desde Miranda del Ebro hasta Bilbao. Antonio

Comentarios cerrados.