Napoleón: de ogro a majestad

3napoleon.jpgEl periódico parisino Le Moniteur se mostró cada vez mas complaciente con Napoleón a medida que se acercaba al poder tras su exilio en Elba, en 1815. A su partida, el rotativo afirmó: El ogro sanguinario había abandonado su prisión y, cuando desembarcó en Francia, que el bandido corso había pisado suelo galo. Pero, llegado a Grenoble, el díario dulcificó su tono con un Bonaparte se encamina hacia París que tres días más tarde, se convirtió en Bonaparte continúa su avance triunfal. Poco antes de su llegada a la capital, la loa ya era evidente: Mañana el Emperador hará su entrada en París. Al final no hubo contención: Su Majestad Imperial ha llegado a la capital de sus estados.

Hª y Vida.

Esto nos demuestra lo cambiante que es la opinión de los seres humanos cuando el poder anda por el medio

Ángeles

Un comentario sobre “Napoleón: de ogro a majestad

  • el 18 de Junio, 2007 a las 19:44
    Permalink

    Muy cierto Angeles, la ambición, el poder, etc ciegan. Te agregaría, humildemente, que el mismo Napoleon (conociendose a si mismo) dijo: Todo hombre tiene su precio…..(lo que varía es la cantidad) y pensar que los franceses lo tienen como un gran hombre, con todo mi respeto, pues soy admirador de la “France”.

Comentarios cerrados.