Insultos entre la realeza

juan-de-austria-2.jpgUn día, el príncipe Carlos, hijo y heredero de Felipe II, y don Juan de Austria, hijo bastardo de Carlos V, se enzarzaron en una discusión que alcanzó tal nivel que el Príncipe, enfurecido, le dijo a su tío que su madre, Bárbara Blomberg, era una ramera. Éste, sin inmutarse, le respondió: Cierto, Alteza, soy bastardo. Pero soy hijo de un padre mil veces más importante de lo que nunca será el vuestro. Lo curioso es que, cuando Felipe II se enteró de lo sucedido, le dio la razón a don Juan.

Historia y Vida

Jeromín era el apodo con que se conocía a Don Juan de Austria.Recuerdo que fuí a ver la pelicula que se titulaba así, era muy pequeña cuando me llevaron a verla, debió de ser la segunda pelicula de mi vida. Su vida la podeis leer y vereis que estuvo llena de aventuras, el actor que interpretó el papel de D. Juan es muy conocido, ahora no recuerdo su nombre, y por supuesto muy majo. Llegué a casa emocionada, pues además de comtemplar ese espectáculo que era el cinematógrafo, mi imginación, que ya empezaba a ser fecunda, me hizo sentirme en la Corte del Emperador.

Cuando fui a Madrid la primera vez, por supuesto estuvimos en El Escorial, otro día os contaré mis aventuras de ese maravilloso viaje, en la basílica está su sarcófago, en la escultura que representa a D. Juan, está un guantelete y la leyenda dice que las mocitas casaderas tienen que meter su mano en el guante para casarse. Os podeis imaginar que nosotras así lo hicimos, y ¡ nos casamos! .

A.V.

Un comentario sobre “Insultos entre la realeza

  • el 23 de mayo, 2007 a las 16:50
    Permalink

    Muy bien por la historiadora, sabe y mucho.
    Los simples mortales solo sabemos de la historia lo que nos han querido contar.

Comentarios cerrados.