Esto no es Juana de Arco

juana_de_arco2.jpg Las reliquias han resultado ser restos egipcios.

Un equipo de científicos franceses ha descubierto que las reliquias de Juana de Arco son falsas. Los restos de huesos y ropa, hallados en una jarra de una farmacia parisina en 1867, son de una momia egipcia de entre los siglos VII y III a.C. Los científicos achacan el resultado de los análisis biológicos a la costumbre medieval de usar los restos funerarios egipcios para fabricar remedios medicinales. Al parecer, los despojos se mezclaron con una costilla humana carbonizada, rastros de madera quemada, un trozo de lino y hasta el fémur de un gato (por entonces solían arrojarse gatos negros a la hoguera de las mujeres acusadas de brujería). En la investigación han participado también dos perfumistas que detectaron rastros de vainilla en las reliquias, lo que sugiere que el cuerpo sufrió un proceso de descomposición natural y no se quemó.

Santa en el siglo XX

Juana de Arco lideró con éxito el ejercito de Carlos VII en el sitio de Orleáns y otras batallas durante la guerra de los Cien Años. Atrapada por los ingleses, fue condenada a la hoguera por
la Inquisición en 1431, con 19 años. La iglesia católica la convirtió en santa en 1920 y Francia la adoptó como patrona.

Historia y Vida

A. Vieites