Taller del 57: Recuerdos femeninos

ninos-57.jpgPues este viernes la vieja máquina “Mikado” sólo contó con sus fieles guías femeninas. Al parecer, los varones, sufrían pequeñas indisposiciones de salud.
Hemos de reconocer que les echamos de menos. Pero continuamos viaje en el tiempo con las mujeres.
Hablamos de todo un poco, en un vagón-tertulia más que distendido.

Recuerdos, cine y personajes de la época.

Empezamos con una mini sesión de cine. Pilar nos decía que nunca en su vida había llorado tanto como con “El derecho de nacer”.
Lola nos aseguraba que ella “soñaba” mientras leía a “Corín Tellado”, y sus magníficas novelas de amores más o menos afortunados. Yo les recordé a nuestra “Marylin Monroe” a la española, la incombustible y paisana Sara Montiel. Mujer contundente donde las haya y que se vanagloria- hace muy bien- de haberse “acostado” con ilustres yanquis e, incluso, que fue Fidel Castro quien le enseñó a fumar buenos puros.

(Los chismes también están permitidos en estos vagones del 57).

la_violetera.jpgHablamos de ella y su “sensualidad” provocadora en películas como “El último cuplé” y su “Fumando espero…..”, “La violetera”, y así un largo etc.
Perdonen mi falta de objetividad, pero soy una admiradora de la Sara.Tal vez por ser la folklórica que no se alistó, inmediatamente, al régimen de la dictadura y estuvo en contacto, sobre todo en México, con los exiliados e intelectuales españoles.

De los tebeos al maquis Foucellas.

Y Pilar, Emilia o Lola, recordaban con cariño los viejos tebeos del “Guerrero del Antifaz”, “Flash Gordon”, Roberto Alcázar y Pedrín”, etc.
Y de aquí no vamos al dial de la clandestina “Radio Pirinaica”, para escuchar a los “tebeo-1.jpgcomunistas” que hablaban-aún- de victoria : Fermín Galán, Dolores Ibarruiri, o García Hernández, con frases como esta. “esos monos con boina roja que siguen a Franco”.
Lo cual nos llevó al encuentro con uno de los maquis gallegos más famosos : “Foucellas”, que sería perseguido largo tiempo y fusilado por la Guardia Civil en torno a 1952.
Lola y Pilar recuerdan con cariño a este personaje, así como al argentino “Peteiro” que le daba cobijo más de una vez, y acabó con sus huesos en la isla de San Simón.
El señor Peteiro tenía una de aquellos entrañables “Kioscos” donde se “vende, compra y cambian “ todo tipo de revistas, libros o tebeos.
Y el vagón se nos tiñó un poco de luto al recordar a los muertos, sobre todo los fusilados por la espalda al aplicárseles la “ley de fugas”, los muertos y presos en la isla de San Simón……….
Y aquí hacemos parada porque nos hemos ido – con los recuerdos del dolor- fuera del 57.

De comuniones y “ofrecidas“.

comuniones.jpgRetornamos para sonreír y hablamos de las comuniones. Como nos disfrazaban a las niñas ese día: desde la permanente en el pelo a los tirabuzones; o el vestidito corto blanco o el largo para las ricas.
También hablamos de las “ofrecidas”, que , en pago a los favores divinos otorgados, las mujeres llevaban. Desde el hábito del Nazareno, Santa Rita, o el de la Virgen del Carmen.
Era una forma de pagar aquel favor o gracia que nos concedía el Altísimo en un momento de petición especial por algún problema de enfermedad, sobre todo.
Las mujeres de los años 50 se colocaban su hábito en pago por ver cumplida su petición, a veces toda la vida. Con lo cual, lo de la moda en las clases populares no estaba muy extendida. Pero ya hablaremos más ampliamente de la cuestión.

A. Garrido

2 comentarios sobre “Taller del 57: Recuerdos femeninos

  • el 21 de mayo, 2007 a las 18:01
    Permalink

    Alejandra nosotras también queremos hablar de los años 60.
    Tus compañeras de Teis.

  • el 23 de mayo, 2007 a las 16:36
    Permalink

    Alejandra y demás contertulias, felicitaros por vuestras buenas memorias.
    De Sara Montiel, que grande Sara!
    Y un minusculo comentario mio:Como cambió la vida en pocos años, no solo en lo economico, si no en tantas , tantas cosas…..

Comentarios cerrados.