Taller del 57: Literatura, cine ,música y deportes

libro1.gifContinuamos en nuestro querido tren de la historia. Hoy vamos a meternos en el mundo de los libros y la literatura, aunque con escapadas hacia la música, el cine y algo de deporte.

De política y cultura.

foto-del-emigrante-gallego.jpgHojeando lo libros de la historia de España en 1957, vemos que nos dicen que en este año llegan al el poder un grupo de tecnócratas del Opus Dei.
Lo cual supone un gran giro a la política y economía autárquica (autoabastecimiento). Ahora se impone el duro Plan de Estabilización, siguiendo fielmente las directrices del Banco Mundial y el Fondo Monetario. La consecuencia es una fuerte emigración de las zonas rurales a las ciudades. También se abren las fronteras y la gente se marcha en busca de una vida mejor. Se liberaliza la economía, se recorta el gasto público y se devalúa la ya casi olvidada peseta.

La literatura de 1957.

laforet2.jpgLógicamente, la literatura que impera es la oficial con don José Maria Pemán como modelo, entre otros.
Sin embargo, en 1945, la revista catalana “Destino” en honor a su redactor -jefe, Eugenio Nadal, convoca los “Premios Nadal”. Galardón que han conseguido los mejores escritores que recordamos. Veamos:
En 1944 Carmen Laforet lo gana con su estupenda novela “Nada”. Obra que yo les recomiendo sin dudarlo. Muestra esa vida en una Barcelona con 38_laforet4.jpgmiseria y soledad.
En 1955 lo gana otro escritor nada pro-sistema, el gran Sánchez Ferlosio con “El Jarama”.
Y en 1957 es la excelente Carmen Martín Gaite quien obtiene el Nadal con “Entre visillos”.
Y así continuamos con escritores que lo ganaron como Álvaro Cunqueiro(1968), con su obra “Un hombre que se parecía a Orestes”.
Precisamente mis guías del taller me informan de él, al que conocieron. Lo recuerdan como hombre de buen comer al que le gustaba hacer tertulia con Laxeiro, Lugrís y todo cuanto artista se convocaba en un viejo bar detrás de la calle Príncipe.
Y Pilar me trae unos curiosísimos libros escritos por el que fuera alcalde de Cesures, Don José Piñeiro Ares, donde recoge la historia del pueblo, desde la óptica de los ganadores, pero con respeto al hablar de vecinos como “Peteiro”, algunos de los que se marcharon para las “Américas” o, incluso, el maquis Foucellas.

De cine

resize_of_marcelinopanyvino_1073213.jpgComo ya comentamos la pasada semana, esta vez pasamos más aprisa por taquilla. Pero no pudimos resistirnos a comentar la peli clásica de la época: “Raza,” con guión del mismísimo Francisco Franco. Aunque se estrenó en 1942, continuaría en cartelera muchos años después. Les aseguro que se trata de una “joya” del cine, por su máximas de todo: Ñoñería, estupidez, guión ridículo del bueno, buenísimo y el super malo. En fin, vista en la actualidad causa auténtica risa. Nos parece increíble que tal mensaje pudiera convencer a nadie.
Y, ¡lo que son las cosas!, en Norteamérica se estrenaban películas de la talla de “Senderos de gloria”-Stanley Kubrick, – o “Fresas salvajes” de Ingman Bergman.
En España, Berlanga, era capaz de estar a la altura de los americanos con “Bienvenido Mister Mashall”(1952), “El pisito” o “El cochecito”, entre otras.
Pero era “Marcelino pan y vino”-1956- la película que puso de moda a los niños en el cine. Así empezaron actores infantiles como Joselito, Rocio Dúrcal o Ana Belén.

Música y deporte

estrellita_castro.jpgComo nuestro cansado tren está alargando mucho su trayecto, les comento solamente unos detalles.
Cantamos con Carmen Sevilla, los geniales flamencos como Manolo Caracol o Juanito Valderrama, además de Estrellita Castro, que me indica Pilar que su padre era natural de Pontevedra.
Y en el mundo del deporte-fórmula 1-triunfaba el argentino Juan Manuel Fangio. Bien nos lo comentaba nuestro querido guía Carlos, argentino él tambiéfangio3.jpgn.
Gracias a todos/as por sus impresionantes recuerdos, los libros, las cartas, la esperanza siempre en el futuro.
Precisamente hoy reproducimos una foto de una carta que nos trajo Pilar. Está escrita por su padre desde el penal de San Simón. Les cuenta lo mucho que las echa de menos, y se despide como “un pobre pilar.jpgpreso”. Un hombre al que luego movilizaron en Fraga-Zaragoza- y tuvo que luchar en el bando de los nacionales.
Pero esto es asomarse a la ventana oscura de un negro tren de guerra y posguerra. No olvidemos, pero tampoco permanezcamos pegados a tanto dolor. Mis guías son gente que sabe sonreír, a pesar de todo, a pesar de las “estaciones oscuras, tristes”…….

A.Garrido