Una ruta lúdica del Quijote

sancho-panza-renfe.jpgAunque la mayor parte de nosotros/as ya hemos regresado de las vacaciones, les quiero proponer esta semana una ruta turística muy especial. Les aconsejo que la realicen en primavera o el otoño, puesto que así podrán contar, como aliado, con un sol dulce, anaranjado y prudente.

La ruta imprenscindible del Quijote.

Si verdaderamente quieren sentirse “caballeros andantes”, han de visitar, al menos, los pueblos clave de esta ruta: Argamasilla de Alba, Campo de Criptana, el Toboso y Ruidera.

Pero hoy quiero hablarles de la ruta desde la óptica de Sancho Panza, indicándoles dónde yantar bien, dormir mejor y pasear a gusto, ademas de comprar ricas viandas para el camino.

cervantes_3.jpgEmpezamos, querido/a viajero/a por Argamasilla de Alba.

¿Qué ver?

Casa y cueva de Medrano donde estuvo preso Cervantes.

La iglesia inacabada del siglo XVII, con el misterioso cuadro que está a un lado del altar mayor, donde, dicen los lugareños, se inspiró Miguel de Cervantes para crear a su don Quijote, además de chica misteriosa- doña Magdalena-posible amante del escritor.

Las calles en torno al ayuntamiento. Aún podrá ver varias de los antiguos hidalgos del pueblo, con sus escudos y blasones, apellidos ilustres, etc.

Y entren a saludar a las Académicos de La Argamasilla, en su rebotíca que queda frente al ayuntamiento, donde han de solicitar que les dejen las llaves.

Comer.

Indudablemente que cordero manchego, en su versión de chuletitas de cordero lechal, junto con un buen queso de la zona y de postre, mostillo, menbrillo o lo que les aconsejen.

Para tal menester yo les llevaria al Restaurante Trujillo“. Si preguntan ya les dicen dónde está la calle.

Comprar.

Por supuesto que artesania, vinos y quesos de la zona.

Campo de Criptana. molino criptana.jpg

Ver.

Toda la Sierra de los Molinos, las calles, el pósito, las iglésias, la cooperativa del vino y del aceite, y, por supuesto, la ermíta del Cristo de Villajos.

Comer

Migas de gañanes, gachas manchegas, mantecados, quesos manchegos y buen vino tinto en bota.

Comprar.

Artesania, vinos y miles de fotos de los molinos-gigantes que les van a embrujar. Se vuelven mágicos cuando les alumbra el sol de la tarde, la luz del amanecer, o con el brillo de las estrellas por la noche. Son gigantes majestuosos, encalados en un blanco que estalla y te hace verlos como don Quijote los consideraba: gigantes descomunales.

toboso.jpgEl Toboso.

Ver.

Vamos al encuentro de Dulcinea, pero aquí verán, con sólo entornar un poco los ojos, cabalgar a don Quijote, pensativo y silencioso. Estamos en el corazón de la ruta. En un pueblo donde el silencio es lo único que se oye , junto con los pájaros.

Verán grandes casonas tipicamente manchegas, encaladas de blanco y azul añil, calles largas y silenciosas.

Hay que callejear mucho en el Toboso. También pueden ver la casa de Dulcinea-Aldonza-la biblioteca cervantina, el museo del humor, la iglesia, donde un gran apóstol Santiago, con caballo blanco e infieles a sus pies, les mirará desde lo alto del altar mayor. Una iglesia llena de cruces de la Orden de Santiago. Y también les aconsejo una visita al convento de las hermanas clarisas. Por el torno podrán comprar pastitas de las monjas.

Comer.

La “casa de la Torre“, y diversos bares pequeños para tapear.

Comprar.

Artesania, sobre todo, y recuerdos mil de don Quijote y su amada.

ruidera.gifRuidera

Otro de los lugares mágicos de la ruta. También se trata de un punto clave de la antigua Mesta. Actualmente aún siguen pasando-por el centro del pueblo, grandes ganados de ovejas, y, a veces, de toros

Ver

Todas las lagunas-“hijas de Ruidera que fueron encantadas- el pueblo, la casa hidalga, los campos. Y, sobre todo, otro de los lugares “encantados de la zona: la famosa Cueva de Montesinos, donde los magos le sumergerán, como a don Quijote, en un extraño mundo de encantamientos para que conozcan a las princesas convertidas en lagunas.

Comer.

En el pueblo hay varios restaurantes. Por el precio módico de 7,50 € en el “blanco y Negro”, os ponen un menú donde se incluyen las chuletitas de cordero. Y si quereis algo más contudente y genuíno de la zona, pasar por el “mesón de Juan” y pedirle “galianos”. Plato elaborado a base de piezas de caza como liebre, conejo y perdíz, entre otras, más torta de pan.

Comprar.

Excelente artesanía, quesos, pan de pueblo, etc.

Y, aunque la ruta del inmortal caballero aún abarca muchos pueblos más de la geografia española, si visitan lo apuntado han de saber que ya conocen el corazón de la gran ruta quijotesta.

Y desde aquí vayan a senderear, pensativos y contemplativos, con nuestro redactor J.Trigo .

escena_leones1.gifA.Garrido.