El ladrillo

ladrillo-foto.jpgEsta semana le tocó cocinar a Remigio y nos comenta que tiene una receta de un postre que comió con unos amigos y está buenísimo así que le apetecía hacerlo, acompañando como primer plato unos huevos rellenos . que es el nombre de dicho postre estaba riquísimo , pero su aspecto fue un desastre, pues no se dejó enfriar lo suficiente antes de mezclar el ladrillo con las natillas.
Pero valga la redundancia estaba delicioso y además dicho detalle nos causo tanto gracia que no parábamos de reír. Así que la clase de cocina se convirtió también en clase de risoterapia . Las fotos no hacen honor a lo bueno que está.

Ingredientes
250 gr. Azúcar
1 pizca de canela molida
Caramelo líquido
1 cáscara de limón
6 huevos
5 dl .leche
Mantequilla al gusto

Modo de preparación
ladrillo-foto2.jpg 1. Pondremos a calentar el horno a unos 90º C.
2. Separaremos las yemas de las claras de los huevos.
Colocaremos las claras en un vaso de una batidora para montarlas al punto de nieve con la mitad del azúcar que tenemos.
La otra mitad del azúcar la agregaremos a las yemas que habremos dispuesto en un bol, para con la ayuda de unas varillas mezclarlas bien, hasta conseguir una mezcla homogénea.
3. Colocaremos la leche a calentar con la cáscara del limón y la ramita de canela. Cuando esté caliente esta leche la agregaremos al bol con las yemas de los huevos, y mezclaremos todo con las varillas, para volver a echarlo de nuevo en la cazuela donde habíamos calentado la leche, y volverlo a calentar de nuevo, sin dejar de moverlo todo con las varillas.
4. Cuando esté esa mezcla de leche y yemas caliente, sin que haya hervido la separaremos de fuego, y le quitaremos la ramita de canela y la piel del limón, dejándola reposar.
5. Añadiremos el caramelo líquido a las claras montadas y batiremos todo de nuevo, para homogeneizar la mezcla.
6. Untaremos un molde de horno (con forma de ladrillo) con mantequilla, antes de vaciar en el toda las claras montadas con el caramelo y ponerlo a cocer en un horno, por espacio de unos 15 a 20 minutos a unos 90º C.
7. Pincharemos esa masa con una aguja y cuando esta salga limpia la sacaremos del horno, y cuando esté a medio enfriarse la desmoldaremos colocando su contenido sobre una bandeja larga. Sobre esta masa verteremos las natillas que hemos preparado antes con la leche, y le espolvorearemos un poco de canela en rama. Servirlo un poco frío.

Raquel