Entrevista con Jesús Muñiz

Hace unos días la prensa escrita y la T.V comentaron que se detectó en varias O.N.G. desvíos de fondos a cuentas privadas. Esto no sucede con La Fundación Lusekelo Alegría, O.N.G. en la que coopera nuestro amigo Jesús, que, amablemente, contestará a nuestras preguntas.jesus2.jpg

¿Qué sistema utilizáis para que las cuentas estén claras y que el dinero llegue al fin que os proponéis?

Las obras a las que destinamos los fondos están dirigidas por una persona que conocemos personalmente, un misionero nacido en Alxén; Conocemos el sitio porque algunos estuvimos allí y hemos visto las necesidades y tenemos firmado un convenio por cinco años. Por cada una de las obras que financiamos recibimos las correspondientes facturas y comprobantes, además de fotografías. Periódicamente viajamos al lugar y los costes de los viajes van a cargo de los voluntarios que los hacen. Nuestras cuentas son enviadas anualmente a la consellería de la Xunta que ejerce el protectorado sobre nuestra fundación.

·¿Cómo llegaste a conocer este proyecto tan generoso y cuando empezaste a prestar tu colaboración?

Soy amigo personal de Jose Manuel Bernárdez Gándara, sacerdote de nuestra diócesis, que ejerce de misionero desde el año 2000. Hice un video de su ordenación en el año 1988 y asistí a su envío como misionero en el IEME, en Madrid, justo hace siete años en este mes. Ya al poco de estar allí nos pidió ayuda para colaborar con el Home Based Care, un programa de asistencia domiciliaria a enfermos del SÏDA. Así comenzó todo. Primero fueron ayudas a titulo personal, pero sus demandas cada vez eran mayores, las necesidades muchas, quedamos desbordados. Primero organizamos una ONG y hace tres años nos dimos de alta como Fundación, porque esta estructura es más transparente y fiable en su organización económica y con mejores posibilidades para maniobrar de cara a conseguir los objetivos. No conseguimos resolver todas las necesidades, pero hacemos cuanto podemos y en general la gente responde bien, porque esta es una organización, pequeña, doméstica, humilde, comprensible para quien es generoso y quiere que su colaboración sea efectiva, que se destine realmente a los fines para los que se pidió.

 Cuéntanos como lleváis a cabo esta ayuda.zirene-40.jpg

Nueve personas, constituimos el Patronato. Nos reunimos y aguzamos el ingenio para buscar fondos. Tenemos las colaboraciones de algunas personas, alguna de ellas que daban el dinero en otras organizaciones y que les ilusiona mas ayudar y saber que se hace concretamente con lo que aporta. Pero también llevamos a cabo actividades culturales: conciertos, teatro, publicaciones, que cumplen la doble función de informar y recabar ayuda, además de fomentar la cultura entre nuestra gente. Ahora está en marcha una idea que ha propuesto la directora del Centro, un mercadillo el diecinueve de mayo, donde todo lo que se ofrece al público es donado por simpatizantes de nuestra obra. No intentamos inquietar la conciencia de nadie, solo informar que en un lugar de nuestro planeta hay gente que está muy por debajo de cualquier índice de pobreza o miseria y ofrecerle un cauce de colaboración con estas necesidades. Por eso intentamos llegar personalmente a los individuos y no de una forma anónima.

¿Quién está al frente en Zambia de este proyecto?

Como ya dije antes, en Zambia, concretamente en Kasempa, una ciudad en el noroeste del país, está nuestro querido Jose Manuel Bernárdez Gándara, que atiende a sesenta comunidades, pero mucho más allá de su labor pastoral, está la labor social que realiza, labor en la que nos implicamos. La región es muy pobre, en muchas familias la economía depende de la cosecha y esto solo para la supervivencia. La única posibilidad de dar un paso más es recibir ayuda exterior y ahí comienza nuestra labor. Nosotros cubrimos algunas de las necesidades que nos plantea José Manuel, aquellas que somos capaces de llevar a cabo.

¿Cómo hacéis llegar las ayudas a su destino?zambia5.jpg

Es muy sencillo. Nosotros ingresamos el dinero en dos cuentas, una en Caixa Galicia y otra en Caixanova. Desde cualquiera de ellas, atendiendo a las indicaciones de Jose Manuel enviamos la cantidad correspondiente a la cuenta que el tiene abierta en la misión St. Andrews Parrish. El, además de firmarnos el recibo de la cantidad enviada, recaba todas las facturas que se generan por el gasto de ese dinero en los proyectos a los que va destinado.

En la revista digital de nuestro C.S. estás narrando tus vivencias en Zambia, por cierto muy entretenidas, ¿quien financia esos viajes?

Estos viajes nos los financiamos los que viajamos. Te cuento como lo hicimos para nuestro primer viaje. La Fundación se hizo cargo de la factura de la agencia de viajes. Luego cada uno de los que fuimos, ingresamos como donativo la cantidad correspondiente. De ese modo La Fundación no ha tenido gasto alguno por el viaje. El segundo viaje lo hicimos a cuenta de los puntos Iberia que un socio tenía acumulados por su trabajo. Siempre buscaremos la manera de hacer las cosas de manera que no suponga gasto para la Fundación, pues de ninguna manera queremos desviar ni un euro de los fines para los que se pide.

zambia6.jpg

El día 19 de mayo tendremos aquí, en el C.S.,un mercadillo para recoger fondos.¿Hasta que día puede traer la gente objetos para vender en el mismo?

Pues creo que el 16 de mayo debiera de ser la fecha límite, pues necesitamos tiempo para organizarlo todo y el 17 es festivo. De todos modos insistiremos para que los traigan cuanto antes para facilitar nuestra labor. Y aprovecho para agradecer profundamente la ayuda que están prestando todos los voluntarios de informática, así como todas las personas que trabajan en el centro, con su entrañable directora al frente.

¿Tenéis c/c en alguna entidad bancaria por si alguien quiere ingresar algún donativo?

Tenemos abiertas dos cuentas:

Cuenta en Caixa Galicia: 2091 0536 03 3040006469zambia31.jpg

Cuenta en Caixanova: 2080 013217 00000 76815

Y por último , ¿Cuál es la actitud de los nativos hacia vosotros?

A nosotros no nos conocen más que de visita y nos reciben bien, porque Jose Manuel nos presenta siempre como las personas que ayudamos desde su país. En los poblados de leprosos que visitamos agradecieron nuestra visita, pues nadie, salvo “el father” lo hace y “el día que él nos falte, ¿quién nos ayudará?”. Es una pregunta inquietante que permanece presente en mi como una herida abierta que nunca va a cicatrizar. Allí la gente quiere a José Manuel, lo admira y lo respeta, pues les habla en su lengua, acepta su cultura, se implica en sus problemas y les regala algo más que pozos, molinos, semillas, educación, … les regala su propia vida y nosotros queremos formar parte de esa entrega tan generosa. zambia.jpg

Deseamos que el mercadillo sea un éxito porque sus beneficios serán de gran ayuda para unas personas que viven en un bello, pero paupérrimo país.

Gracias Jesús por tus respuestas .Consiguiendo estas pequeñas grandes utopías, el Mundo será un lugar mejor. Graciñas y mucha suerte y fuerza.

A.V.