ENTREVISTA AL DIRECTOR DE TEATRO

 

Desde que comenzó el curso, un grupo de teatro se reúne los martes en el salón de actos, a partir de las siete de la tarde. El grupo se llama Tramoya y ahora forma parte de las actividades del Centro. Aunque el grupo ya tiene varios años de existencia. Me acerco a su director, Jesús Muñiz, que amablemente atiende a mis preguntas.
teatro1.jpg¿Cómo te vino la afición al teatro?: Desde niño. En el colegio salesiano, donde estudié, el teatro era una actividad corriente. Y descubrí que un chaval tímido como yo, podía dejar de serlo sobre las tablas. El teatro fue para mi una escuela donde aprender a conocerme, conocer a la gente y divertirme muchísimo.
¿Qué tiempo llevas?: Pues mira, con este grupo de Tramoya, estoy desde que se fundó, en el año 1991. Ya ves, somos del siglo pasado. Estuve hasta el año pasado dirigiendo otro grupo de teatro para niños, por veintitrés años.
teatro2.jpg¿Qué es más fácil, dirigir o actuar?: Yo creo que todos pueden actuar y pocos dirigir. Para dirigir hace falta tener una cualidad que pocos actores poseen y es visión espacial. El director ha de tener esa visión de conjunto sobre el escenario, que es una ventana para el público y conseguir que las actuaciones fluyan de manera natural, como si nadie los estuviera viendo. Es más gratificante ser actor. Hacer un papel es divertido cuando te gusta y cuando estás sobre el escenario, sabes cuando enganchas con el público y esa sintonía te hace sentirte muy bien porque sabes que gusta lo que haces. El director no se lo pasa tan bien, porque no es tan fácil poner de acuerdo a tanta gente, transmitir lo que se quiere. La satisfacción del director reside en su amor al teatro y se completa cuando es capaz de montar una obra.
¿Qué tipo de obras representáis generalmente: contemporáneos, comedia, tragedia, drama, etc.?: Solo una vez representamos un drama, el público soltó las lágrimas. Pero casi siempre elegimos hacer comedias, que la gente que venga a vernos se divierta sobre todo, y nosotros también en los ensayos. Las obras preparamos van por el estilo de la que tenemos entre manos: “el cadáver del señor García”, de Jardiel Poncela. Es un gran reto de dirección, porque hay mucho movimiento de gran número de actores sobre el escenario.
teatro3.jpg¿Todos los actores son aficionados, o hay alguno con experiencia?: Son aficionados, si. Unos con más experiencia que otros. Algunos se han estrenado conmigo. Para todos, en general, la experiencia resulta gratificante. Además que tenemos un grupo entrañable y los nuevos enseguida se sienten como en casa.
¿Cuántos son?: Ahora mismo creo que somos veinte, aunque dos no participarán este año por enfermedad. Al incorporarnos al Centro se nos han incorporado varios actores.
teatro4.jpg¿Qué media de edad hay en el grupo?: Esa es una pregunta muy complicada. Tendría que saber la edad de cada uno y luego hallar la media. Te puedo decir que en estos momentos el actor más joven creo que tiene diecisiete y el más veterano anda por los ochenta. Se necesita de todo, pero en general siempre vamos escasos de gente joven. Lo que me asombra es que con respecto al resto de las actividades del Centro, la participación masculina sea tan elevada.
Hasta aquí nos acercamos a este grupo de teatro, que se le ve muy ilusionado, con ganas y al que auguramos muchos éxitos, porque ya le hemos visto actuar en nuestro salón y en honor a la verdad que no parecen aficionados.

Raquel