Gelen.jpgEres, mi poesía.
Tú eres para mí toda mi alegría.
Capitán de mi barca a la deriva.
Trovador, de mis pasadas primaveras.
Cobijo, en los fríos y oscuros inviernos.

Amor… de otoños dormidos,
de sueños y besos prohibidos.

Amor de lágrimas saladas, del
inmenso azul de tus pupilas soleadas.
De suaves y soñados besos dormidos.

Amor de noches plateadas.
Te hago presente,
mi corazón, y mi cuerpo
te sienten como dos amapolas enlazadas.
Oh que maravilloso
sentimiento, aunque tú…
estés ausente.

Amor de siliencios acontecidos,
de tardes y caracolas doradas, de
tibias, blancas, arenas saladas
Oyendo las olas arrastradas,
Ir a morir a la playa.

A lo lejos, el sol carmesí
meciéndose sobre las olas,
refleja la llama,
en tu pupila azulada.

Gelu García.