DE VUELTA A LA NORMALIDAD

Después de tantos días de fiestas, compras, reuniones con amigos, cenas….etc, es maravilloso volver a la normalidad; comidas suaves, gastos suaves y tomarnos un cafecito con nuestras amistades, pero sin copitas ni turrón.

Me gustan las fiestas, pero con mesura, con un tiempo prudencial entre unas y otras, con seguridad de que lo que pienses poner de menú ó el regalito, serán mas asequibles, con tiempo para reponerse.comilona1.gif

Y es que te pasas horas en la cocina preparando exquisiteces para que, no siempre, te digan que les apetecían unos macarrones con tomate, es un decir..Después los postres, que claro tienen que ser variados, no sólo turroncito duro y blando no, que si de chocolate negro, si de chocolate con almendras….,y muchos más en fin. Ahora toca recoger la mesa , los invitados no está bien que lo hagan, tu marido tiene que darles cháchara y tus hijos, nada ni caso,  hasta que les echas una mirada fulminante y entonces uno a uno llevan los servicios a la cocina. Y esto se repite dos días por semana, y claro siempre eres tú la anfitriona.

Y los regalitos, para los abuelos, primos tíos y demás familia, yo ahí si que corté ya hace años, sólo a los pequeños, los demás si necesitamos algo lo compramos en las rebajas que algo siempre se ahorra .

C.Social de Coia

A.Vieites