EL MONTE

En un viaje que hice a  Venecia, a casa de unos familiares, visité lugares muy bonitos y curiosos.

Uno de ellos, en especial, llamó mi atención. Era un monte propiedad de un  club de montañeros que se llamaba “DIVISIÓN ALPINA”, del cual es socio este familiar mío.
Una de las misiones del club es cuidar este monte, lo cual hace posible que esté limpio y bonito. Lo cruza un riachuelo con aguas cristalinas que son una delicia. Una vez al año hacen una comida campestre y misa en una capilla de piedra muy bella.
A la entrada del monte hay una gran bota de alpinista, esculpida en piedra con la inscripción del club y la fecha de su fundación, hace ya bastantes años.

ALGO QUE LLAMA LA ATENCIÓN.
el-monte.jpgLo más curioso es ver todo el monte con pequeñas lápidas de piedra, en el suelo, con el nombre de la persona fallecida y el lugar donde aconteció esa muerte.

Hay nombres de todos los lugares del mundo, desde China hasta Argentina. Delante de cada lápida colocan una planta pequeñita que florece todo el año. Son flores de diversos colores, propias del país y se llaman “Misurina”. Dan belleza a este singular monte y verdadera alegría, aunque haya lápidas.
Es uno de esos lugares que visité y  se me quedó en el recuerdo para siempre.
 
Estrella

Raquel