A UNAS PIERNAS

Modelada cual la mano de un artista,
sigue sigue sin cesar hacia su base
que al que las ve no sabe lo que hace;
si agachar mucho o levantar la vista.
 piernas.bmp
La dueña de estas piernas poderosas,
las exhibe sin cesar día tras día
detrás de un mostrador con alegría,
y todo el mundo dice: ¡que preciosas!
 
¿Por qué las lucirá con tal descaro
sabiendo que las miran sin cesar?
la verdad, no lo puedo precisar,
mas si se piensa bien, no es nada raro:
 
Si yo fuera mujer con esas piernas
no sólo dejaría que las miraran,
permitiría también que las tocaran
y vieran si eran duras o tiernas.
 
 
 
(6/12/69)  Abuelo de B. S.
 
H. Pérez.